Transferir dos embriones no es mejor que uno en un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) o de ovodonación. Transferir 2 embriones puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo, sin mejorar significativamente las tasas de éxito del tratamiento.

Transferir dos embriones aumenta el riesgo de embarazo múltiple

Cuando transferimos dos embriones estamos asumiendo el riesgo de que los dos embriones se implanten y den lugar a un embarazo gemelar. Pero también, aunque muy infrecuente, asumimos el riesgo de que los embriones se puedan dividir y dar lugar a un embarazo triple, incluso cuádruple.

El embarazo múltiple tiene más complicaciones, para la madre y para los fetos. Se asocia con una mayor incidencia de aborto, diabetes gestacional, hipertensión en el embarazo, así como parto prematuro, bajo peso al nacer y complicaciones después del nacimiento. Por este motivo, nuestro objetivo debe ser siempre el embarazo único.

Transferir dos embriones puede aumentar el riesgo aún en casos de embarazo único

Al transferir dos embriones se pueden implantar los 2 inicialmente, pero desarrollarse un sólo feto, interrumpiendo el segundo su desarrollo a lo largo de la gestación. A este segundo embrión se le llama “gemelo evanescente”.  Un estudio publicado recientemente en Human Reproduction concluye que, si transferimos dos o más embriones, los resultados perinatales pueden ser peores en embarazos únicos con “gemelo evanescente”, habiendo un mayor riesgo de prematuridad y bajo peso al nacer. En el caso de que transfiriendo 2 embriones, únicamente se implante uno, el riesgo perinatal sería normal, y el mismo que en las transferencias de un único embrión.

Para llegar a esta conclusión, en este estudio se comparan los resultados de más de 113.000 embarazos únicos en los que se transfirieron más de un embrión, frente a embarazos tras transferencia de embrión único.  Aunque no tiene en cuenta en qué momento se produce la “evanescencia” del gemelo (y sabemos que esto es importante porque cuanto más tarde tenga lugar, mayores serán las complicaciones), nos hace reflexionar sobre las posibles consecuencias de las transferencias de dos embriones aún en casos de embarazo único.

Transferir dos embriones no aumenta la tasa de embarazo significativamente

Por último, en pacientes de buen pronóstico, transferir dos embriones no es mejor que uno porque no aumenta la tasa de embarazo significativamente. Según nuestras estadísticas de FIV en los 5 últimos años, el 40% de las pacientes menores de 39 años tienen al menos un embrión de excelente calidad, lo que nos permite ofrecer la transferencia de un único embrión en muchas pacientes, sin reducir su probabilidad de embarazo. Así en FIV conseguimos una probabilidad de embarazo del 42% con la transferencia de un embrión, y del 40% con 2 embriones y en criotransferencia, la probabilidad de embarazo es del 39% con 1 embrión, y del 44% con 2 embriones. En ovodonación alrededor del 80% de las parejas o mujeres tienen uno o más embriones de máxima calidad. Así, la transferencia de un embrión consigue el 61% y la de dos embriones el 69% de tasa de embarazo

Para poder ofrecer estos resultados en URH García del Real cuidamos todos los detalles, desde la primera visita a la clínica, de esta forma conseguiremos el mejor embrión posible en cada tratamiento de reproducción asistida que nos ayudará a conseguir nuestro objetivo de embarazo con madre y niño sanos.

Si aún te quedan dudas sobre si transferir dos embriones es mejor que uno o no, te ofrecemos una consulta completamente gratuita y sin compromiso para solucionarlas. Puedes pedir cita a través de nuestra web o llamando al teléfono 917401690. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida