Entrevista a… Dra. Andrea Casajuana

Ser capaz de recordar la cara de todas nuestras pacientes es un lujo que nosotros disfrutamos y que seguro que ellas también agradecen.

Dra. Andrea Casajuana
Ginecóloga Especialista en Reproducción Asistida

¿Siempre quisiste ser médico? ¿Por qué?

La verdad es que no siempre tuve claro que quería ser médico, de hecho, me matriculé en la carrera a 24 horas de que se finalizase el plazo de inscripción. Sabía que me gustaría la medicina, tanto la carrera como la actividad profesional como médico por la parte humana que lleva implícita. Sin embargo, la realidad es que me daban cierta aprensión las series de médicos y dudaba que fuese capaz de hacerla. Afortunadamente luego, en la práctica, esto no supuso ningún problema y disfruto mucho la actividad quirúrgica.

Además, pienso que no hay decisiones erróneas o correctas porque cada decisión que se toma en un momento determinado se hace pensando que es lo mejor y nunca sabremos cómo hubiese ido de otra forma. Sin embargo, en este caso creo que acerté, porque me encanta mi trabajo, acompañar y ayudar a las mujeres. Poder decir que te gusta tu trabajo es un regalo.

¿Qué resaltarías de URH García del Real? ¿Por qué te gusta trabajar ahí?

De nuestro centro destacaría sobre todo la relación con las pacientes. Al ser un centro de mediano tamaño, nos permite tener más cercanía con ellas, un contacto más directo, y poder realizar tratamientos más individualizados… ser capaz de recordar la cara de todas nuestras pacientes es un lujo que nosotros disfrutamos y que seguro que ellas también agradecen.

 

Realizaste tu Trabajo de Fin de Máster sobre individualización de la fase lútea, ¿por qué escogiste ese tema?

Cada paciente es un mundo y lo que a unas puede irles fenomenal, quizás a otras no tanto. Poder adaptar los tratamientos a las características de cada paciente me parece fundamental para incrementar la tasa de embarazos.

¿Qué te movió a elegir la especialidad de Reproducción Asistida y por qué elegiste EEUU para rotar?

Desde la formación MIR en Ginecología y Obstetricia me gustó esta rama de la especialidad por el reto clínico que supone. Desde que soy madre me gusta aún más mi trabajo, por poder acompañar y ayudar a otras mujeres en su camino, a veces tortuoso, hacia la maternidad.

España es un país pionero en Reproducción Asistida y a menudo recibimos muchas pacientes del extranjero, pero es enriquecedor conocer otras formas de trabajo para formar un mejor criterio o conocer alternativas a lo que habitualmente hacemos. Decidí irme a rotar a Nueva York con el Dr. Gleicher porque su centro está especializado en baja reserva y este es uno de los mayores motivos de consulta en reproducción asistida. Aprendí mucho con ellos ya que contaban con diversas líneas interesantes de investigación y utilizaban distintos protocolos de tratamiento.

Los tratamientos de fertilidad pueden ser estresantes para los pacientes ¿Qué les dirías para que llevaran el proceso mejor?

Como paciente, siempre tendemos a pensar que una puede hacer algo más, que modificando algo se pueden incrementar las tasas de éxito de los tratamientos y esa autoexigencia, hace que se vivan con aún más estrés los tratamientos. Les diría a las pacientes que vivir la búsqueda de embarazo en una clínica de fertilidad es, desde luego, un proceso estresante, por lo que sentirse así es normal, pero les recordaría que, ya inmersas en un tratamiento, han hecho todo lo que podían hacer y que es un problema médico. Se convierte en nuestra responsabilidad y nuestro trabajo. Les diría que intenten vivir el camino de la manera más tranquila posible, que nada de lo que hagan va a empeorar el pronóstico, y las animaría a que busquen el apoyo que necesiten para combatir el estrés.

 

La edad en la que la mujer española tiene su primer hijo cada vez se retrasa más. ¿Qué consejo le darías a las mujeres que quieren retrasar su maternidad para que puedan hacerlo manteniendo una buena probabilidad de embarazo?

Hablar de preservación de fertilidad es fundamental en una consulta de ginecología. Muchas pacientes desconocen esta posibilidad y, a menudo, en revisiones ginecológicas se hacen exploraciones básicas sin pararnos a hablar con mujeres en edad fértil sobre la reserva ovárica. ¡Ojalá el ovario fuese tan joven como nosotras nos sentimos!

La maternidad le llega a cada mujer en un momento determinado de la vida. A día de hoy, continúa siendo difícil conciliar la maternidad con el trabajo y la vida personal, por lo que no es una decisión fácil. No obstante, siempre intento aconsejar a aquellas mujeres que quieren ser madres no postponerlo demasiado y si su deseo no es tener un hijo en el corto-medio plazo, es imprescindible darles la información necesaria para que conozcan sus opciones y posibilidades. No hay mejor herramienta que una buena información.

 

Casada y con un bebé, compaginando la medicina privada con la pública ¿Cómo consigues conciliar tu vida familiar y profesional?

La sanidad privada no siempre es accesible a todo el mundo y nuestro país cuenta con una firme sanidad pública en la que creo y defiendo. Es por ello que, aparte de dedicarme de manera privada a la Reproducción Asistida, me gusta continuar manteniendo el contacto con Ginecología y Obstetricia en la sanidad pública para seguir ayudando a las mujeres en todas las etapas de su vida.

De todas formas, no sé si la palabra adecuada es “conciliar”. Desde luego antes de ser madre siempre me dije a mi misma que no quería la maternidad afectara a mi vida profesional, pero lo cierto, es que un hijo te cambia la vida profesional y personal. Es algo maravilloso, pero a la vez agotador, porque continuar con el ritmo de trabajo habitual es posible, pero al llegar a casa, no hay descanso. Al final es posible combinarlo todo, pero hay que readaptar cosas e intentar disfrutar en cada momento de lo que se está haciendo. Lo mejor es no crearse expectativas muy exigentes y eso sí, apoyarnos en la gente de alrededor. Yo en mi caso, tengo la suerte de contar con un marido con el que comparto las labores de crianza del bebé y que me apoya en cada proyecto profesional que tengo.

PIDE CITA

Envíanos este formulario con tus preferencias para la cita (fechas y franja horaria) y te llamaremos por teléfono para concertarla. En caso de que quieras que te contactemos por e-mail indícanoslo en los comentarios. Muchas gracias.

Abrir chat
Puedes encontrarnos online de lunes a viernes de 9h a 18h.