El embarazo es posible en pacientes con vaginismo. Con el tratamiento adecuado el 100% de las pacientes consiguen mejoría y logran el embarazo de forma espontánea o con ayuda de las técnicas de reproducción asistida.

¿Qué es el vaginismo?

Definimos el vaginismo como un disfunción sexual femenina que consiste en la contracción involuntaria de los músculos que rodean a la vagina. Afecta al 12% de las mujeres españolas, según datos de la Sociedad Española de Medicina General y condiciona una incapacidad para el coito. Por este motivo, si no realizamos un tratamiento adecuado, el embarazo no será posible en pacientes con vaginismo.

No se debe confundir el término de vaginismo con el de dispareunia, que se refiere al dolor durante el coito. Las pacientes con dispareunia sí logran la penetración (aunque esta sea dolorosa), mientras que en el vaginismo no se consigue.

Tipos de vaginismo
  • Vaginismo primario: se da en las mujeres que nunca han conseguido una penetración vaginal. Se descubre cuando la paciente inicia las relaciones sexuales o cuando intenta introducir un tampón en la vagina.
  • Vaginismo secundario: ocurre en mujeres que han conseguido la penetración vaginal con anterioridad y en ocasiones, puede estar relacionado con secuelas de un embarazo y parto anteriores.
Causas del vaginismo

Son múltiples las causas que pueden dar lugar a que una paciente tenga vaginismo y podemos englobarlas en dos grupos:

  • Causas físicas: representan únicamente un 10% de las causas del vaginismo. Las más frecuentes son la endometriosis, el hímen rígido, cicatrices en el periné, tumores a nivel de la pelvis, estenosis en la vagina, enfermedad inflamatoria pélvica y más raramente, carúnculas uretrales y hemorroides.
  • Causas psicológicas: se dan en el 90% de las pacientes con vaginismo. Son múltiples y en muchas ocasiones están relacionadas con haber sufrido abuso sexual, con miedo al coito y/o al embarazo, estados depresivos, problemas de autoestima y una educación sexual escasa y restrictiva.
Tratamiento del vaginismo

El tratamiento del vaginismo no debe ir únicamente encaminado a la consecución del embarazo y, en este sentido es muy importante un abordaje multidisciplinar en el que se impliquen ginecólogos, psicólogos y fisioterapeutas. El objetivo del tratamiento debe ser que la mujer consiga mantener relaciones sexuales con penetración de forma natural y sin que ésta sea dolorosa.

Prácticamente el 100% de las pacientes con vaginismo consiguen una mejoría evidente con el tratamiento adecuado. Para ello es fundamental contar con un equipo especializado y una base de confianza médico-paciente y terapeuta-paciente.

Tratamientos de reproducción asistida para conseguir el embarazo en pacientes con vaginismo

Cuando la paciente con vaginismo consigue mantener relaciones sexuales, pero no se produce el embarazo espontáneo, o en aquellos casos más difíciles en los que cuesta más conseguir la penetración, los tratamientos de reproducción asistida son una alternativa para conseguir el embarazo.

La elección de un tratamiento de reproducción asistida u otro no debe estar condicionada por el vaginismo, sino basada en los resultados del estudio de fertilidad de la pareja. Cualquier técnica de reproducción asistida ya sea inseminación artificial, fecundación in vitro (FIV), ovodonación o embriodonación puede adaptarse para la paciente con vaginismo.

En casi todas las pacientes, con paciencia y delicadeza, es posible realizar ecografía transvaginal  para el control de estimulación de los ovarios o la preparación del endometrio. Y, en aquellos casos en los que por la severidad del vaginismo esto no es posible, se puede utilizar la vía transrectal, que ofrece una óptima visualización del útero y los ovarios, sin que la paciente presente dolor.

La punción folicular, aunque requiere un abordaje a través de la vagina, se hace con sedación, con lo cual la paciente no notará ningún tipo de dolor. Y también es posible utilizar sedación en la transferencia embrionaria sin que esto repercuta negativamente en la implantación ni en la probabilidad de embarazo de la paciente.

En URH García del Real tenemos amplia experiencia en el tratamiento de las pacientes con vaginismo que quieren conseguir embarazo. Nuestro tratamiento personalizado y el trato cercano con nuestras pacientes hacen que se sientan en un entorno seguro y cercano, algo que es fundamental en este caso. Además, nuestra Unidad de Reproducción está englobada dentro del Instituto de Medicina EGR que cuenta, entre otros, con especialistas en fisioterapia y psicología; esto permite ofrecer un abordaje multidisciplinar a todas las pacientes con vaginismo.

Si tienes vaginismo y buscas embarazo, o si no lo buscas pero quieres encontrar una solución a este problema, puedes pedir cita con nosotros a través de nuestra web o llamando al teléfono 91 740 16 90. ¡Te ofrecemos una primera consulta completamente gratuita para analizar tu caso y ofrecerte el tratamiento más adecuado para tí!

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida