Testimonios

Testimonios

“Un millón de gracias a todo el equipo por este regalo”

“Quisiera expresar mi inmensa gratitud a todo el equipo de la Clínica URH que ha hecho posible convertir mi sueño de años en realidad. Empezando por Almudena, la enfermera, con su buen humor, Cynthia, la psicóloga, que me escuchó y me dio fuerzas y finalizando por Rosa, la embrióloga, que me habló de mi pequeño unos momentos antes de hacerme la transferencia. Y entre ellas tenemos a las Dras. Laura y Sylvia que pusieron el toque mágico a este viaje de ida sola y de vuelta acompañada por un hermoso niño. Estoy que no me lo creo. Lo miro y me parece un sueño. Está sanito y es muy tranquilo, además de lindo.   Sobre el proceso de cómo logré quedarme embarazada, decir que en mi caso fue muy sencillo y rápido, a pesar de mi edad (44): aproveché mi ciclo natural y sólo me administré Ovitrelle para desencadenar la ovulación. 3 días más tarde tuvo lugar la transferencia. Llegó el embrioncito: un blastocisto expandido que se quedó conmigo y a la 1ª. El embarazo, a pesar de mis miedos, fue muy bueno, tuve pocas molestias. Cuando miro atrás, me cuesta creerlo… Quiero dar mucho ánimo a las mujeres solas o con pareja que deseen experimentar la maternidad y tengan que hacerlo por medio de la reproducción asistida y decirles que todo es posible, que sigan adelante y a por todas. Nunca podré agradecéroslo lo suficiente.

T.( Septiembre 2018)

 

“Gracias a URH somos papas de dos niñas preciosas”

“Llegamos a la clínica URH García del Real después de 5 largos años buscando nuestro bebé y por recomendación de Eva María Bernal. Anteriormente pasamos por dos clínicas, y decididamente me quedo con esta última.
La doctora Sylvia Fernández-Shaw, que llevó nuestro caso me transmitió sinceridad e implicación. Las biólogas y el personal de administración empatizaron con nosotros en todo momento.
El enfoque del tratamiento es integral, ya que después de haber tenido una gran decepción la primera vez se ocuparon de nosotros y nos propusieron ayuda psicológica, lo que nos dio mucha fuerza para conseguir el éxito en nuestro segundo intento por donación de embriones.
Durante el proceso tuve contacto con otras pacientes de la clínica que también consiguieron su embarazo.
Ahora somos papás de dos niñas preciosas y no puedo describir con palabras la felicidad que estos dos pequeños seres nos han traído.”

Emilia (Agosto 2018)

“Mi Bebé de Oro ya tiene 7 meses!!”

“Hace más de 1 año nos pusimos en contacto con URH por recomendación y ahora solo puedo daros las gracias a todo el equipo por su dedicación y trato desde las enfermeras hasta las doctora Blasco y la doctora Fdez-Shaw por el pequeño que tenemos en casa. Tengo que decir que desde el primer momento, el trato fue super respetuoso, cercano y con una sensibilidad a la que no estábamos acostumbrados por otros lugares.
Os explico mi tratamiento a muchas mujeres que como yo quieren ver su sueño hecho realidad, sé que a veces se opina “lo que no llega…. Será que no debe de llegar…” pero yo me he negado a esta frase y he confiado en la ciencia y en las personas humanas que hacen posible que tu sueño se haga realidad.
Por mi edad (con 40 años ya eres mayor!!) y después de 3 abortos… en la seguridad social por protocolo ya no atienden tus inquietudes así que optamos por este camino.. y gracias a la Dra. Fdez. Shaw que con su dedicación, entusiasmo y la confianza que nos iba mostrando en cada visita nos explico cada uno de los tratamientos posibles optando por la ovodonación, podíamos probar con fecundación in vitro y seguir buscando el óvulo estrella pero el tiempo no jugaba a nuestro favor así que utilizó una frase que cambió y dio un giro en nuestra cabeza “si queréis un bebe YA, este es vuestro tto…” y solo de pensar tenerlo en casa nueve meses después nos iluminó y llenó de esperanzas e hizo que nos pusiéramos a ello y al cabo de unos meses de idas y venidas, pruebas, tratamientos para preparar el camino y una única transferencia nos quedamos embarazados!!! 9 meses después nació nuestro pequeño Javier, nuestro “Bebe de Oro” así le consideramos y para mí siempre lo será.
Hoy tiene 7 meses y cada día que amanece conmigo es una bendición!!
Solo daros de nuevo las gracias y ole! Por vuestro equipo!”

Gema (Agosto 2018)

“Gracias por hacer realidad nuestro sueño”

“Gracias por hacer nuestro sueño realidad a la Dra. Fernández Shaw y a todo su equipo. Hoy ese sueño se llama Luna y es el amor de nuestras vidas. Os recordamos con mucho cariño y os estaremos siempre agradecidos por vuestro trato cercano y afable, y cuidar de nosotros y nuestros embriones :). Volveremos a vernos cuando vayamos a por el hermanito/a si es que no viene de la manera tradicional.”

Yolanda y Javier (Agosto 2018)

“Gracias por el milagro” 奇跡をありがとう

“Con una inmensa alegría le comunicamos el nacimiento de nuestro hijo Julián el 20 de mayo.   Pueda que no haya suficientes palabras en un idioma para expresar el eterno agradecimiento a usted y su personal por el afecto, atención y profesionalidad que nos mostraron desde la primera visita.  Después de diez años de un sinfín de intentos frustrados con supuestamente los mayores especialistas, usted le dio esperanza y confianza a mi esposa de tener familia. Gracias por facilitar este que ha sido para nosotros  el más grande de los milagros y bendicionesConsideren a Julián uno más en su ilustre familia de bebés internacionales. Estamos a su disposición para ayudar a otras familias en el proceso de realizar su propio milagro.”

Jose Enrique y  Hitomi (Agosto 2018)

“Muchísimas gracias por el magnífico trabajo”

“Muchísimas gracias por el magnífico trabajo y por haber hecho posible que una cosita tan maravillosa esté ahora mismo durmiendo en su cuna

Helena (Mayo 2018)

 

 

“Estamos muy contentos y felices”

“Fuimos pacientes vuestros de un proceso FIV el año pasado.
Solo quería comunicarte que el bebé nació hace casi 2 semanas, y está perfectamente, es muy bueno y precioso. Estamos muy contentos y felices.

Ana (Mayo 2018)

“Hemos tenido una niña”

“Hemos tenido una niña sanita, que ha pesado 3,340 kg y medido 47 cm. Estamos muy contentos y os damos las gracias por todo.”

Cristina (Mayo 2018)

“Cerramos esta etapa”

Amablemente nos informasteis de las opciones y después de analizarlo, cerramos esta etapa. Aunque para este tipo de tratamientos estamos al principio, no así en el camino de ser padres. Lo que no está de venir… Además comparto con vosotras que estamos volcados en el acogimiento que acabamos de iniciar de un niño de 5 años.

Ana (Febrero 2018)

“Ya por fin hemos tenido a nuestra pequeña”

Ya por fin hemos tenido a nuestra pequeña. Muchísimas gracias por el magnifico trabajo y por haber hecho posible que una cosita tan maravillosa esté ahora mismo durmiendo en su cuna.

Elena (Febrero 2018)

“No todos los ángeles tienen alas”

Nuestra aventura empieza irónicamente con la recomendación de la persona que acabó con todas nuestras esperanzas de ser padres. Llegamos a la clínica URH García del Real  desesperados, abatidos y sin aliento, con nuestro matrimonio hecho añicos gracias al pronóstico desafortunado que vivimos anteriormente. Y cuál fue nuestra sorpresa que conocimos a nuestro primer ángel sin alas, la Dra. Laura Blasco, la cual nos dio una dosis de oxígeno extra para que tuviéramos algo de aliento para la maravillosa aventura que íbamos a vivir. Ignorante de nosotros sin saber a qué puerto nos llevaría, nos dejamos guiar y asesorar por ese ángel que ante todo nos calmó y nos dio ilusiones, palabra que había desaparecido de nuestro vocablo. Y así empezó el maravilloso milagro que nos estaba regalando la vida, conocer a ángeles sin alas que nos  consolaban, entendían nuestros miedos, pero sobre todo nos aportaban oxígeno y muchas ilusiones, así, poco a poco, seguimos conociendo a esas guerreras que andan por allí. Conocimos a Almudena, Belén y Bea, madre mía! Benditas ángeles sin alasEl destino caprichoso también quiso que conociéramos a profesionales tan maravillosos como son el Dr. Borja García, el Dr. Felipe Villacampa, y la Dra. Sylvia Fernández-Shaw  y sin más nos pusimos en manos de ellos. Seguimos nuestro viaje sin saber por donde teníamos que pasar pero con un objetivo claro, QUEREMOS SER PAPAS y estamos en las manos adecuadas, teníamos oxígeno y gracias a todos ellos teníamos ilusión. El camino ha sido duro, pero estábamos dispuestos a todo. Y llega el día en el que conocemos a ese ángel que ha “criado” y cuidado a nuestro embrión, la Bióloga Celia, que bonita esa frase que nos dijo: es una carrera de fondo y ya estamos casi en la meta. Esa frase hizo que apareciera en nuestras caras una sonrisa bien de nervios, de miedo, de incertidumbre, de…miles de cosas. Y esa carrera llegó a su fin, estamos embarazados de 14 semanas !!!!! Aunque ahora nos embarcamos a otra nueva aventura en la cual es maravilloso el día a día,  quien nos lo iba a decir! Jamás podremos olvidaros, ya que cada vez que me veo la tripa o cuando llegue el momento de ver al “peque” estaréis cada uno de todos vosotros, porque habéis hecho posible este milagro. Soy de las que piensa que todo pasa por algo y tengo la certeza de que habéis pasado por nuestras vidas para hacernos uno de los mayores regalos que se puede hacer y sobre todo para salvarnos, tanto individualmente como la pareja que formamos, sólo tengo palabras de agradecimiento. Y esto sólo acaba de empezar, tenemos que volver para que nos digáis que sexo es y presentaros al “peque”. Gracias por salvarnos!!!!

Noelia (Enero 2018)

“Recomiendo 100% esta clínica”

Tengo endometriosis ovárica y por eso es muy complicado que me quede embarazada de forma natural. Afortunadamente, mi pareja y yo hemos logrado el embarazo en el primer tratamiento que nos hemos hecho en esta clínica. Fue mediante una FIVtransferencia de 1 embrión de muy buena calidad, 5 días después de la punción ovárica. Estamos muy agradecidos a todo el personal con el que hemos tratado, ya que en todo momento nos han tratado fenomenal y nos hemos sentido muy a gusto. Recomiendo 100% esta clínica.

Tania (Noviembre 2017)

“Años duros emocional y económicamente, lo habrían sido mucho más sin contar con la profesionalidad y el trato cuidadoso de todo el equipo”

Mi relación con URH comenzó hace más de 5 años, en el verano de 2012, cuando llegué ilusionada a la clínica tras tomar la decisión de ser madre soltera. Tenía referencias suyas de mi mejor amiga, que había sido madre gracias a este equipo. La doctora Sylvia Fernández-Shaw me pareció una excelente profesional, con una forma de trasmitir sincera y directa, lo cual he podido corroborar en los largos años de relación posteriores. Tuve a mi primer hijo tras mi primera transferencia de mi primera FIV, no fui consciente entonces de la suerte que tuve y del largo camino que muchas veces supone el comenzar un tratamiento de fertilidad. Más de 2 años después regresé a sus manos expertas para dar un hermanito a mi hijo. Este segundo camino supuso más de dos años de tiempo, 2 tratamientos FIV adicionales, 2 legrados y 6 tranferencias. La última de ellas me concedió el regalo que anhelaba, ya que actualmente estoy embarazada de 7 meses de una pequeña. Estos años duros emocional y económicamente lo habrían sido mucho más sin contar con la profesionalidad de Sylvia y con el trato cuidadoso de todo el equipo de enfermeras y biólogas, en especial de Almudena. Gracias al equipo URH tengo y espero tener en breve lo más valioso de mi vida. “

Marta (Noviembre 2017)”

“Necesitamos sentirnos queridas y entendidas, y no es así en todas partes”

Hace cinco años empezamos a intentar tener un bebe. No llegaba por la vía natural, y empezamos a ver cual era el motivo. Yo tenia 37 años y mi pareja 39, una edad algo avanzada, pero que yo en ningún momento pensé que podía ocasionarnos ningún trastorno. En la seguridad social, después de muchas pruebas, y espera, nos dijeron que los dos estábamos bien. Nos  hicieron 4 inseminaciones, las cuales no dieron resultado ninguna de ellas. De ahí nos  derivaron a otro hospital, en el que ya optaron por la FIV, quedando embarazada. Increíble¡¡¡¡ pero no, a las 8 semanas perdí mi bebe. Me dijeron que me harían otra, ya que por la seguridad social se tiene derecho a 3 ciclos de FIV. Volví en la fecha que me citaron, pero cual fue mi sorpresa cuando me dijeron que no me hacían mas. Tenia 41 años, y con 41 no seguían el tratamiento. En ese momento se me cayó el mundo encima, ya que mi economía tampoco es la mas desahogada. Después de mirar en varios sitios para intentarlo una nueva vez, me decidí por vosotros. Rosa, la embrióloga, me trato como si de un familiar se tratase, no pudo cuidarme mas y darme todo el apoyo que necesitaba en ese momento. También la ginecóloga Laura, y las enfermeras, que en todo momento tenían una palabra agradable y un trato inmejorable. El 10 de noviembre del año pasado volví a hacer un ciclo de FIV…. y si¡¡¡¡  quede embarazada de gemelos¡¡¡¡  estaba feliz¡¡¡¡¡  otra vez a las 8 semanas, perdí uno de los bebes, pero gracias a todos los profesionales de vuestra clínica mi niña Julia llegó a nuestra casa el 4 de Agosto. Yo no soy objetiva, claro, pero es un bebe precioso, al que todavía miro y no me creo que este conmigo. Gracias, muchas gracias, sobre todo por el trato inmejorable que recibimos mi pareja y yo. Llegábamos ya muy tocados, y sin muchas esperanzas, pero mi pequeña guerrera llego y es un bebe lleno de energía, vitalidad y salud. Tengo que agradecer en especial a Rosa Cercas, su trato desde principio hasta el fin. Creo firmemente, que el trato recibido es indispensable en estos casos. Necesitamos sentirnos queridas y entendidas, y no es así en todas partes.

Sonsoles (Octubre 2017)

“Llegamos a URH García del Real por recomendación de una amiga embrióloga”

Tras año y medio intentando tenes hijos decidimos buscar ayuda. Llegamos a URH García del Real por recomendación de una amiga embrióloga, confiaba en las biólogas del laboratorio y le gustaban las ginecólogas. Así que allá fuimos. Desde el primer momento fueron muy profesionales y cercanos. Evaluaron las pruebas médicas que nosotros llevábamos y nos mandaron las que consideraron necesarias para complementarlas y poder así hacer una primera aproximación al problema que nos dificultaba la concepción y recomendarnos el tratamiento que mas se amoldarse a nosotros. En mí vieron que tenía ovarios poliquísticos y hormonalmente muy irregular y mi pareja tenía un espermiograma muy variable con datos de movilidad y cantidad malos. Intentamos 3 inseminaciones artificial fallidas, ya que era un tratamiento menos agresivo. Como no dio resultado iniciamos un ciclo de FIV. Yo durante toda la estimulación hormonal me encontré bien, sin cambios de humor ni ninguna molestia física. Todas las ecografías fueron dando buenos datos, pero en la punción sólo se consiguieron 4 ovocitos (una decepción), de ellos se fecundaron 3 y sólo valieron para transferir 2, uno bueno y otro malillo (poca cosa). Decidimos transferir los 2, aunque no es recomendable, pero como el segundo embrión era malo preferimos usarlo en vez de congelar. Y tras pasar las 2 semanas más difíciles de mi vida, sin síntomas ni positivos ni negativos la analítica dio positivo. Sólo había una posibilidad si no tendríamos que volver a empezar y fue bien. Al mes de la transferencia se confirmó ecográficamente, se implantó sólo uno. Nos dieron ese mismo día el alta y hasta hoy. La pequeña Lucia cumple 3 meses, el embarazo fue perfecto sin náuseas ni vómitos y sin ninguna molestia. El parto natural también se desarrolló bien. La dureza de la experiencia no hay nadie que la pueda eliminar pero ponerte en manos de buenos profesionales ayuda a que se apacigue.

Marta (Septiembre 2017)

“Siempre pensé que fuera cual fuera el resultado, estaba muy contenta con la elección de la clínica”

Llegamos a URH desde otra clínica en la que el trato nos parecía de lo más impersonal. Por suerte conocí a Teresa, la nutricionista de EGR, y fue ella la que me habló del gran equipo humano y profesional que había en URH, así que lo hable con mi pareja y decidimos cambiarnos, y en que bendita hora. Nuestro problema era indeterminado, en teoría estaba todo bien pero no conseguíamos el embarazo después de un año y medio intentándolo, así que tras dos IAs fallidas, fuimos a por la FIV: 5 óvulos fecundados de los cuales uno era excelente,  y en el primer intento nuestra pequeñita se quedó con nosotros. Solo tengo palabras de agradecimiento para todo el equipo, tanto las doctoras Laura y Sylvia, como Almudena la enfermera, las biólogas y el resto de personal que en todo momento fueron de lo más cariñosas. Es un tratamiento duro, en el que necesitas calor humano, comprensión, y que te expliquen bien las cosas, y en nuestro caso así fue. Cuando hicimos la FIV siempre pensé que fuera cual fuera el resultado, estaba muy contenta con la elección de la clínica porque el trato humano es inmejorable. Ahora tenemos a nuestra hija con nosotros y solo puedo agradecerles todo lo que nos han dado.

Mamen (Septiembre 2017)

“Nos lo hicieron todo lo más fácil posible”

Tras un primer embarazo exitoso, tratamos de tener más hijos y no conseguíamos que se quedaran, ya que no pasaban de la semana 9. Por edad nos decidimos por ovodonación y acudimos a URH tras leer buenas referencias por la red. Tanto la Dra. Fernandez Shaw como la Dra. Blasco nos atendieron de maravilla, nos explicaron todo el proceso y nos enviaron analíticas de diferentes elementos para ver dónde estaban nuestros fallos de implantación. Dieron con la posible causa y estamos ya en la semana catorce de embarazo, ¡esperamos ver la carita de nuestro bebe el próximo mes de marzo! Muchas gracias a todo el equipo, a las biólogas, a la estupenda Almudena y a las Dras. que nos lo hicieron todo lo más fácil posible.

Ana (Septiembre 2017)

“Sois unas pedazo de profesionales y no hay palabras para describir mi agradecimiento.”

“Mi experiencia en URH ha sido muy positiva. Comenzamos hace un año con mucha ilusión y ganas. En URH nos hicieron pruebas diagnósticas y rápido llegaron a concluir que tenía baja reserva ovárica para mi edad y que lo suyo era realizar FIV directamente. El primer intento fue una decepción porque la verdad es que los dos íbamos con total seguridad de que funcionaría y no fue así: 5 óvulos, fecundaron 4 y sobrevivieron 2 de bastante baja calidad y no se quedo ninguno con nosotros… En el segundo intento me cambiaron la medicación y me fue muchísimo mejor: 6 óvulos, fecundaron 4 y 2 de baja o mala calidad que me implantaron. Parecía un dejavu…. el caso es que esta vez algo fue distinto y uno se sujetó y me dio una beta positiva. Estábamos contentísimos. Después de tanto esperar por fin embarazados!! El problema vino en la primera eco cuando me vieron que era ectópico…. así que el bajón fue tremendo. Al día siguiente de la eco tuve que ir al hospital de urgencia y me operaron para quitármelo junto con la trompa en la que había anidado mi pequeño 😞Aparte 6 meses de recuperación y por supuesto nada de nuevos intentos. Estábamos muy tristes. Pero en Mayo comenzamos con emociones renovadas a por nuestro tercer intento! Al menos uno había implantado la vez anterior así que no todo era malo.  Comenzamos el tercer tratamiento con nuevos medicamentos y ayudas tanto para mí como mi marido y finalmente me extrajeron 9 óvulos!! de los cuales de nuevo… fecundaron 4. Se ve que es nuestro número…. el caso es que esta vez sí era distinto porque los 4 eran buenísimos! así que congelaron 3 y me implantaron 1. Sólo podían implantar uno esta vez porque tenía un pelín de hiperestimulación …. El caso es que este fue el BUENÍSIMO. Estamos de 12 semanas!!!! Y estoy que no me lo creo. Emocionadísimos por fin de que un año después de llegar a la clínica ya tenemos un bebe dentro. Tengo muchísimas ganas de tenerlo en mis brazos y cada vez q veo una eco no puedo evitar llorar. A Sylvia y a Laura doctoras de URH sólo puedo darles las gracias, así como a Almudena la enfermera que es un solete y un amor siempre que te pincha con palabras dulces. Mil gracias a las 3.” 

Sonsoles (Agosto 2017)

“Buscabamos un trato más personal”

Acudimos a URH después de visitar varias clínicas. Habíamos realizado un tratamiento anterior en otra clínica sin éxito y dado que la vimos muy saturada, buscábamos un trato más personal y con seguimiento por parte del mismo ginecólogo, y fue por lo que nos decantamos por URH. Una vez empezamos con ellos, analizaron nuestro ciclo anterior y cambiaron el tratamiento, consiguiendo mejores resultados. La combinación del buen hacer entre las biólogas y las ginecólogas de la clínica, así como de los especialistas en inmunología y hematología a los que acudimos, han hecho que nuestros dos mellizos sean una realidad. Gracias a todo el equipo URH, en especial a la Dra. Blasco y a la enfermera Almudena.” 

Laura (Julio 2017)

“Este centro nos lo recomendaron unos amigos y ahora nosotros lo recomendamos también”

Antes de nada a mi marido y a mí nos gustaría agradecerle a todo el equipo, y en especial a la Doctora Laura Blasco, el haber conseguido lo que no creíamos posible. En nuestro caso primero nos recomendaron un tratamiento para FIV que no funcionó porque mi reserva ovárica era muy escasa, así que me pusieron otro tratamiento más fuerte con el que conseguimos 3 ovocitos viables. Dos de los cuales me implantaron a la vez. Al final uno se quedó bien agarrado y actualmente estoy embarazada de 3 meses y medio y muy muy feliz. Durante el tiempo que estuvimos con el tratamiento nos sentimos muy arropados por todo el personal, las auxiliares son un amor y mira que yo puedo ser pesada y venga a llamar con dudas, pero siempre me han atendido de maravilla. Yo sigo acudiendo de vez en cuando a la consulta de nutrición de Luna que también puso de su parte dejando mi cuerpo a tono para el tratamiento. Este centro nos lo recomendaron unos amigos y ahora nosotros lo recomendamos también. Sois todos unos auténticos profesionales. Muchas gracias, de verdad” 

Elena (Julio 2017)

“Es importante no rendirse y seguir”

“Nuestro tratamiento en la clínica fue a medias, porque hicimos un primer intento en otra clínica y salió mal. El segundo tratamiento que me iban a hacer ya no iba a poder ser porque yo ya tenía 40 años, así que lo que hicimos fue coger el ovulo ya fecundado y que estaba congelado y llevarlo a vuestra clínica. Estamos muy contentos de haber seguido para adelante a pesar de todas las dificultades o bajas probabilidades de éxito que había. Es importante no rendirse y seguir, estar tranquilos y pensar que sí se puede, y si falla el tratamiento por lo menos se ha intentado. Me gustó mucho, todos los análisis que me hicieron a mi, ya que en la otra clínica se centraron en mi marido y no se preocuparon de mí, y eso creo que fue uno de los fallos. En URH me gustó mucho el trato de la ginecóloga, estudio todas las posibilidades que podían hacer que fracasara un tratamiento y eso hizo poder solucionarlo y conseguir el éxito. Alba que nació el 10 de abril, está muy bien, es muy risueña y de momento todo va muy bien. Hemos descubierto lo que es el amor verdadero, que es el amor que se siente hacia un hijo. Por eso ánimo a que siempre se intente, pese a las bajas probabilidades que hay de conseguirlo. Dentro de un año nos gustaría volver a intentarlo.” 

“La experiencia fue dura pero en el primer intento tuvimos éxito”

Fuimos por primera vez recomendados por unos amigos,  solamente para quedarnos tranquilos de que no había ningún problema, ya que ya superamos los 35 y llevábamos tiempo intentado quedarnos embarazados sin éxito.  Cual fue mi sorpresa cuando me dijeron que tenía deficiencia de óvulos y que me iba a costar. Nos recomendasteis directamente unain vitro y aunque psicológicamente me costó hacerme a la idea no teníamos tiempo que perder. ¡Que suerte que lo detectamos a tiempo! La experiencia fue dura por el cambio hormonal y las inseguridades pero todo fue sobre ruedas y en el primer intento tuvimos éxito.  Ya tenemos aquí al peque y es perfecto! El embarazo fue absolutamente normal y el niño es lo mejor que nos ha pasado en la vida. Esperamos aprovechar los óvulos que ya tenemos fecundados para darle pronto un hermanito! Gracias a todo el equipo.

Maria (Julio 2017)

“La doctora Sylvia nos transmitió la confianza, el ánimo y la tranquilidad para empezar con los procesos”

Ánimo, antes o después todo llega. Estas son las primeras palabras con las que me gustaría empezar mi testimonio acerca de la experiencia del proceso de tener un bebé. Cuando llevas tiempo intentándolo sin éxito, siempre la mente tiende a ponerse en la peor de las situaciones. Si has pasado por malas experiencias seguramente suene a tópico pero la verdad es que  la mayoría de las personas lo consiguen.  Es cuestión de tiempo y está demostrado. De verdad que lo conseguirás. Os voy a contar mi experiencia. Mi pareja y yo siempre hemos tenido claro que queríamos ser padres pronto por lo que nos pusimos a ello desde mis 27 años (actualmente 30). Yo siempre he tenido las reglas muy irregulares con ovarios poliquísticos pero más allá de eso ningún problema aparente. Dos personas jovenes y sanas con pronóstico fácil para cualquier tratamiento de reproducción asistida. Desde el momento cero la doctora Sylvia nos transmitió la confianza, el ánimo , la profesionalidad y la tranquilidad más que necesaria para empezar con los procesos. La justa medida entre optimismo y realidad que considero que es muy importante que se transmita en este tipo de tratamientos. Comenzamos con lo más sencillo, un ciclo de inseminación artificial que resultó positivo pero por desgracia terminó pronto en un aborto natural de pocas semanas. Continuamos con otros 4 ciclos de inseminación artificial que no tuvieron resultados, beta negativa. Tras este duro periodo, contando con la recomendación del equipo médico, decidimos ir hacia una técnica más efectiva. En el primer ciclo de FIV todo fue bien y conseguimos embarazo. Llegamos a escuchar el latido del embrión a las cuatro semanas pero por desgracia no tuvo fuerza para salir adelante y nos dejó con unas 6 semanas a través de un aborto provocado. Probamos también la transferencia de un embrión congelado sin éxito. Ante esta situación, si queríamos seguir con nuestro sueño nos tocaba repetir otro ciclo de FIVSylvia lo tenía claro, yo después de todo este histórico no tanto, pero confiamos en ellos. El ciclo salió fenomenal, con una calidad embrionaria muy buena y conseguimos embarazo. Nuestra hija ha nacido el 19 de mayo, actualmente tiene algo más de 3 semanas y estamos muy felices. Durante este viaje hay una baile emocional muy intenso, pero no hay que perder de vista el horizonte con la meta final que acabará llegando. No tenemos palabras para agradecer la paciencia de todo el equipo dirigido por Sylvia, Celia la bióloga que consiguió seleccionar al embrión perfecto, las enfermeras que me habrán sacado sangre como 50 veces , las chicas de recepción…Sin todas ellas a día de hoy nosotros no tendríamos a nuestro bebé con nosotros.

Leyre (Junio 2017)

“El personal de la clínica es de una calidad humana y profesional excepcional”

Después de un año intentando tener un bebe sin éxito, acudimos a URH aconsejados por una persona que había pasado por una experiencia similar. Tras varias pruebas, diagnosticaron a mi marido oligospermia y nos orientaron sobre el tratamiento más adecuado, en nuestro caso ICSI. Nuestra experiencia con URH ha sido muy positiva, en tan solo 3 meses desde el inicio del tratamiento quede embarazada. Durante todo el proceso nos sentimos arropados por el personal de la clínica que es de una calidad humana y profesional excepcional. Vitrificamos varios embriones y pasado un tiempo volvimos a URH para tener otro bebe y en el primer ciclo lo logramos. Estamos muy agradecidos con todo el equipo que forma URH, nos lo han hecho muy fácil.

Miriam (Junio 2017)

“Realmente he sentido que las doctoras (especialmente la Dra. Blasco que llevó mi tratamiento) valoraban mi caso de manera personalizada”

Después de dos años en una clínica muy conocida de Madrid, realizando tratamientos FIV con mis óvulos (2 ciclos), y por último, con óvulos de donante (1 ciclo), me decidí a cambiar. En URH García del Real (que, por cierto, fue mi primera elección que cambié por una serie de motivos que no vienen al caso) he conseguido embarazo al primer intento mediante donación de embriones. Más allá del deseadísimo y esperadísimo resultado, que también es sorprendente después de tantas transferencias fallidas y tanto desgaste emocional y económico, estoy encantada con el trato recibido. Realmente he sentido que las doctoras (especialmente la Dra. Blasco que llevó mi tratamiento) valoraban mi caso de manera personalizada. No sentí que fuese un expediente más que el médico de turno leía unos minutos antes de tenerme delante, tal y cómo ocurría en la otra clínica mucho más grande y mucho más masificada. No puedo más que dar mi enhorabuena al equipo médico / biólogos y de enfermería y animar a todas las que estén leyendo estas líneas a dar el paso.”  

Sandra (Abril 2017)

“Después de tantos fracasos, pasé de estar a punto de abandonar… ¡a estar embarazada de mellizos!”

“Llegué a la clínica con un largo historial a mi espalda. Cuando tenía 33 estuvimos un año intentando conseguir embarazo hasta que me descubrieron un mioma grande y me operaron. Un año y medio después volvimos a la carga, tuve dos abortos espontáneos tempranos muy seguidos. Asustados, hicimos estudio de abortos de repetición sin ningún resultado. Acudimos a una clínica donde estuvimos tres años, con 3 inseminaciones, 3 FIV con mis óvulos, y una Ovodonación.  Con la primera transfer de ovodonación me quedé embarazada, pero de nuevo lo perdí muy pronto. Entonces nos recomendaron acudir a una inmunóloga, y nos hicieron más pruebas. Entramos en un terreno muy espinoso. A mi me proponían un tratamiento experimental y carísimo con gammaglobulinas. Debido a las pruebas de mi marido, nos aconsejaron también hacer un diagnóstico genético preimplantacional (DGP), ya que al parecer, había muchos espermatozoides con defectos cromosómicos. Decidimos usar los cuatro embriones que teníamos congelados sin hacer la DGP, y usando mi tratamiento experimental, pero no dió resultado. Llegó mi 40 cumpleaños y me llevé un sorpresón, un nuevo embarazo sin tratamiento de ninguna clase. Que contentos estábamos, y que miedo pasamos. En la semana 10 se le paró el corazón, tenía una trisomía. Después de aquello decidimos usar anticonceptivos por lo que pudiera pasar y ceñirnos sólo a los tratamientos. Cambiamos de clínica y probamos doble donación y ovodonación con DGP, pero no funcionó nada. Los tratamientos inmunológicos experimentales continuaron, cada vez más sofisticados. Cuando estábamos a punto de tirar la toalla, encontré el blog de Eva María Bernal, leí su caso, y decidí acudir a la misma clínica donde ella consiguió a sus mellizos: URH García del Real. Después de haber pasado por tantos tratamientos, médicos y distintas clínicas, la doctora Fernández Shaw fue una auténtica inspiración para nosotros. Sus consultas han sido siempre para muy claras y directas, y me han ayudado muchísimo. Con su ayuda, decidimos probar la adopción de embriones. Hicimos dos transferencias en ciclo natural sin éxito, y finalmente una tercera en ciclo sustituido que me trajo a mis hijos. Después de tantos fracasos, pasé de estar a punto de abandonar… ¡a estar embarazada de mellizos! Recuerdo que durante la transferencia, se veían en la pantalla dos embriones preciosos, y hasta la enfermera hizo un comentario sobre lo inusualmente bonitos que eran. Fue un buen presagio. Tuve un embarazo buenísimo, sin ninguna complicación, y los peques nacieron sanísimos justo al llegar a término con una cesárea programada. Tenía 43 años cuando dí a luz. Ahora trato de disfrutar al máximo de ellos, son lo mejor que me ha pasado en la vida, y no me canso de estar con ellos a todas horas. Tienen ya 9 meses y sigo preguntándome como es posible ¡¡que haya tenido tanta suerte!! No lo habría logrado sin la ayuda de la doctora, y estaremos eternamente agradecidos por ello.”

Susana (Mayo 2017)

“Finalmente tuvimos nuestra recompensa con nuestra hija”

“Aunque el camino fue muy duro y con muchas desilusiones, finalmente tuvimos nuestra recompensa con nuestra hija.  La Dra Fernández-Shaw nos dio siempre una información realista con respecto al tratamiento más adecuado y las posibilidades de éxito.  Siempre recibimos un trato muy cordial y nunca podremos tener suficientes palabras de agradecimiento por ayudarnos a cumplir nuestro sueño de tener a nuestra hija.”

Marta (Abril 2016)

“El proceso es muy duro, pero confiaba plenamente en vuestro equipo”

“Tras 15 meses intentando tener un bebé de forma natural y no conseguirlo, decidimos acudir a URH. Después de hacernos un estudio completo a mí y a mi pareja, se determina que la causa de la esterilidad es mixta. Nos sometemos a un proceso de Fecundación in vitro y es todo un éxito; respondo muy bien al tratamiento y me quedo embarazada. Lo pierdo en la semana 8. Quedan dos embriones congelados, aunque no sobreviven al proceso de descongelación. Me someto a un segundo proceso de Fecundación y también respondo bien, aunque esta vez no quedan embriones congelados. Me transfieren dos embriones de calidad B, al igual que en el primer tratamiento y me quedé embarazada!! El bebé nació el 20 de Enero, una niña!! El proceso es muy duro, tanto físicamente como mentalmente. Lo recuerdo con muchos altibajos emocionales, pero confiaba plenamente en vuestro equipo. Veía a Sylvia todo lo que sabía de la materia y tenía claro que lo íbamos a conseguir. Un millón de gracias por todo!!” 

Silvia (Abril 2016)

“Empezamos las pruebas en enero y en marzo ya estaba embarazada!!”

Yo tenia 33 años y SOP, y mi marido 31 y fragmentación espermática alta. En 2010 nació mi hijo mayor, Jose, de manera natural y sin haberlo buscado, por eso pensamos que sería fácil que volviera a quedarme embarazada. Tras los primeros dos años de búsqueda decidimos ir al ginecólogo. Diagnostico, ovario poliquístico. No era algo que impidiese un embarazo así que seguimos intentándolo por medios naturales. Yo ya desesperaba y cuando cumplían los 4 años del nacimiento de mi hijo mayor nos plantamos en URH García del Real. Lo elegimos por el precio, pero también porque tanto por teléfono como en persona nos atendieron muy bien. Hablando con la doctora Sylvia Fernández-Shaw nos dio varias opciones de tratamiento, pero yo viendo las tasas de éxito que tenían le pedí directamente ir a fecundación in vitro. Empezamos las pruebas en enero y en marzo ya estaba embarazada!! Es un chico y se llama Angel. No tuvimos ningún problema, aunque el método se hizo largo por los continuos análisis, ecografías, etc..  y por los pinchazos, que no duelen pero son desagradables. Acertamos a la primera. Mereció la pena.

Sara (Marzo 2015)

“El proceso fue duro, pero teníamos el objetivo muy claro, queríamos ser padres”

“Nuestra experiencia comenzó de una forma un poco dura ya que tras un aborto natural vimos que pasaban los meses y no conseguíamos quedarnos embarazados, por lo que acudimos a la clínica. Nos hicieron unas pruebas para comenzar con el tratamiento para una fecundación in vitro ya que en ese momento ya tenia 39 años y no podíamos esperar mas, pero nos dijeron que yo tenia problemas con mi ovulación y que era bastante probable que el tratamiento de estimulación no funcionase conmigo. Entonces fue cuando nos dieron la opción de la donación de óvulos. Tras intentar una fecundación con mis propios ovocitos, que eran muy pocos y de mala calidad, pero había que intentarlo, nos metimos en profundidad en la donación de ovulos y fue la mejor decisión que hemos tomado, la clínica gestiono la búsqueda de donante super rápido y en todo momento estuvimos informados de como iba el proceso. Hoy tenemos a nuestro pequeño con nosotros y estamos muy felices y agradecidos a la clínica por todo su apoyo y dedicación.
El proceso fue duro, pero teníamos el objetivo muy claro, queríamos ser padres. Con la ayuda del personal de la clínica (sobre todo Sylvia y Chus) que nos lo pusieron todo super fácil y empatizaron con nosotros muchísimo. Yo creo que ahí está el misterio de su éxito. Nosotros solo tenemos palabras de agradecimiento.” 

Almudena (Mayo 2015)

“Hoy…en casa somos tres a sonreír!”

Mi nombre es David, nací el día 23 de febrero de 2015, y desde el momento en que salí de la barriguita de mamá, mis papis no han parado de sonreír. Mama me ha contado que hace muchos meses decidieron ir a visitaros, porque deseaban con toda su alma que yo viniera a este mundo, y tras muchos intentos, parece que no lo conseguían. Dice mama que desde el primer día, una doctora muy amable (con un nombre muy raro-Dra. Fernandez Shaw), les dio muchos cariñitos, explicándoles muy bien qué podían hacer, y cuales eran sus opciones. Tuvieron muchas consultas, pruebas y citas con el personal de la clínica, y finalmente se decidieron por un procedimiento muy raro (creo que se llama FIV), para ver si conseguían su sueño.Hubo días mejores, y días en los el ánimo les flaqueo un poquito, pero no desistieron. Después de tres intentos, y ayudados por la doctora y todo su equipo, papa y mama decidieron dar un pasito más, y se inclinaron por la donación de óvulos (otra cosa muy rara). Desde el primer momento, tuvieron claro que lo importante era compartir todo su amor conmigo, así que…siguieron adelante, y 9 meses después…nací yo. Mis papás están muy contentos, y no paran de decir que soy…como un pequeño milagro, y sabéis? Los señores de Garcia del Real lo hicieron posible. Animo a todos los papas que tengan tanto amor como ellos por compartir, a que hagan lo mismo que hicieron ellos. Hoy…en casa somos tres a sonreír!

Mar (Junio 2015)

“Quería daros las gracias por ayudarme a llegar a esta casa”

Hola. Me llamo Vera, he llegado un poco antes de tiempo, porque resulta que tenía la placenta un poco envejecida y no me dejaba crecer como es debido, así que, finalmente, me decidí a salir antes. Mi mamá Patri, ha tenido un parto natural y lo ha hecho muy  bien, y mi mamá Xiana pudo estar en el parto. He pesado 2,260 kg, y finalmente he estado en Neonatos unos días, pero para sorpresa de mis mamis pronto me dieron el alta. Ahora ya estoy en mi nuevo hogar. Ambas están muy chochas conmigo. Me porto bastante bien y estoy engordando día a día con leche materna. Quería daros las gracias por ayudarme a llegar a esta casa.” 

Vera, Patri y Xiana (Julio 2015)

“Nuestro sueño cumplido”

Soy Isabel, y quería presentaros a mis dos campeonas, nuestro sueño cumplido. Nacieron en la semana 34. Pesaron 2 kg y 2,300 y están estupendamente. El embarazo transcurrió fenomenal aunque los dos primeros meses tuvimos algún sustillo. Quiero agradecer a todas vuestro trabajo, el trato, la amabilidad y comprensión. Especialmente quiero agradecer a mi doctora milagro, Sylvia, por ayudarnos a conseguir ser padres, estamos muy orgullosos de haberla conocido, no se equivocó y en el primer tratamiento nuestras bebes estaban en camino. No se puede estar mas agradecidos de por vida. Cada día recuerdo su llamada. Isabel estas embarazadísima!! Y aún se me encoge el corazón, nuestras vidas iban a cambiar, la felicidad volvía a nuestra casa. Gracias, gracias, gracias y mil veces gracias. Por favor, me gustaría que este mail diera animo a todas las personas que luchan por ser padres en este mundo tan duro como es la infertilidad, cuando llegas desesperado y ves la sonrisa de todas vosotras. Vuestro trabajo da esperanza, vida y felicidad. Gracias infinitas. Gracias a todos.

Isabel (Octubre 2015)

“No tengo palabras para agradecer a todo el equipo de URH el excelente trabajo que realizan…”

Denia nació por cesárea ya que estaba muy a gustito sentada. No tengo palabras para agradecer a todo el equipo de URH el excelente trabajo que realizan…por trato amable y lo profesional no hay adjetivo para definirlo… Tendremos siempre en nuestros pensamiento a la doctora Sylvia y la bióloga Celia porque gracias a su diagnóstico, tratamiento y ejecución Denia está con nosotros. Voy a contaros un poco resumido como llegamos hasta aquí. Nosotros llevábamos 8 meses de forma natural intentando ser papas y no había suerte. Nos hicimos unas pruebas. Mis análisis eran normales etc.. y útero..nada sospechoso. Era pronto para pensar q había una dificultad, no llevábamos ni un año intentándolo… Aun así la doctora Sylvia nos hizo más pruebas….y es cuando observó que tenía baja reserva ovárica. Mi marido también se hizo unas pruebas …..y bingo! otro problemilla …tenía pocos espermatozoides, …por lo que con la baja reserva ovárica mía y sus espermas fuimos directamente a FIV. Así que cumpliendo un año de la intención de tener un bebé comenzamos el tratamiento…fue todo muy rápido. Por supuesto es un dineral la medicación…y en la Seguridad Social no te hacen la receta. La estimulación ovárica de este primer intento fue muy mala y solo se consiguieron 5 óvulos, solo uno maduro y fecundó… Nosotros súpercontentos y además era un embrión A, es decir, como si fuera un embrión con un sobresaliente de nota. Después de la beta espera, fue positivo flojo …y al final negativo. Sin perder el ánimo volvimos a intentarlo  a los dos meses después de unas maravillosas vacaciones que nos vinieron genial. Este segundo intento cambiaron completamente la medicación y esta funcionó muy bien …conseguí 12 óvulos, 9 fueron maduros y 4 fecundaron con éxito. Me transferí dos y Bingo…positivvooooooo. Y qué más decir, Denia está aquí preciosa y sana. La pena es que no pude vitrificar los dos embriones que me quedaron porque no siguieron desarrollándose. Un saludo muy grande y muchos ánimos a los que estáis en este proceso

Raquel (Octubre 2015)