“Mi experiencia en URH ha sido muy positiva. Comenzamos hace un año con mucha ilusión y ganas. En URH nos hicieron pruebas diagnósticas y rápido llegaron a concluir que tenía baja reserva ovárica para mi edad y que lo suyo era realizar FIV directamente. El primer intento fue una decepción porque la verdad es que los dos íbamos con total seguridad de que funcionaría y no fue así: 5 óvulos, fecundaron 4 y sobrevivieron 2 de bastante baja calidad y no se quedo ninguno con nosotros… En el segundo intento me cambiaron la medicación y me fue muchísimo mejor: 6 óvulos, fecundaron 4 y 2 de baja o mala calidad que me implantaron. Parecía un dejavu…. el caso es que esta vez algo fue distinto y uno se sujetó y me dio una beta positiva. Estábamos contentísimos. Después de tanto esperar por fin embarazados!! El problema vino en la primera eco cuando me vieron que era ectópico…. así que el bajón fue tremendo. Al día siguiente de la eco tuve que ir al hospital de urgencia y me operaron para quitármelo junto con la trompa en la que había anidado mi pequeño 😞Aparte 6 meses de recuperación y por supuesto nada de nuevos intentos. Estábamos muy tristes. Pero en Mayo comenzamos con emociones renovadas a por nuestro tercer intento! Al menos uno había implantado la vez anterior así que no todo era malo.  Comenzamos el tercer tratamiento con nuevos medicamentos y ayudas tanto para mí como mi marido y finalmente me extrajeron 9 óvulos!! de los cuales de nuevo… fecundaron 4. Se ve que es nuestro número…. el caso es que esta vez sí era distinto porque los 4 eran buenísimos! así que congelaron 3 y me implantaron 1. Sólo podían implantar uno esta vez porque tenía un pelín de hiperestimulación …. El caso es que este fue el BUENÍSIMO. Estamos de 12 semanas!!!! Y estoy que no me lo creo. Emocionadísimos por fin de que un año después de llegar a la clínica ya tenemos un bebe dentro. Tengo muchísimas ganas de tenerlo en mis brazos y cada vez q veo una eco no puedo evitar llorar. A Sylvia y a Laura doctoras de URH sólo puedo darles las gracias, así como a Almudena la enfermera que es un solete y un amor siempre que te pincha con palabras dulces. Mil gracias a las 3.” 

Sonsoles (Agosto 2017)