La probabilidad de embarazo es variable según la edad de la mujer y el tratamiento de reproducción asistida realizado. Un diagnóstico cuidadoso nos hará recomendar el tratamiento más adecuado, pero su probabilidad de éxito estará condicionada fundamentalmente por la edad de la mujer. El motivo es que la edad va íntimamente ligada a la calidad de los óvulos y de los embriones. Conforme la edad aumenta, los óvulos se vuelven más frágiles y con más alteraciones cromosómicas, hay menos embarazos, más abortos y una mayor probabilidad de alteraciones cromosómicas en los niños nacidos.

Hay que tener en cuenta que las parejas, que mayoritariamente acuden a la consulta, llevan intentando embarazo un mínimo de 6-12 meses, por lo que su probabilidad de embarazo espontáneo por ciclo (o mensual) está reducida a menos de un 5-10%.

Una revisión de nuestros resultados de los últimos 15 años, nos permite conocer cuáles son los tratamientos de reproducción asistida más frecuentes según la edad de la mujer (% ciclos), y cuál es la tasa de embarazo conseguida por ciclo (o intento) (TE/ciclo). 


Los tratamientos más habituales en mujeres menores de 35 años son la inseminación artificial conyugal (35%) y la fecundación in vitro (FIV) (40%). Otros tratamientos como la estimulación de la ovulación  o la ovodonación son mucho menos frecuentes en este grupo de edad.

Mujeres menores de 35 años

En inseminación artificial conyugal las mujeres menores de 35 años consiguen una tasa de embarazo por ciclo cercana al 20%, mientras que en fecundación in vitro la probabilidad de embarazo es superior al 55%. Una de cada 3 parejas conseguirá embarazo al cabo de 2 ó 3 inseminaciones, mientras que más del 90% lo conseguirá tras 3 intentos de fecundación in vitro.

Mujeres de 35-36 años

Cerca del 30% de las pacientes de 35-36 años eligen la inseminación artificial como primer tratamiento de reproducción asistida, obteniendo una probabilidad de embarazo por ciclo del 15%.

Casi el 50% de las pacientes de este rango de edad optan por la fecundación in vitro, que les ofrece una probabilidad de embarazo cercana al 50% por ciclo, y del 80-90% al cabo de 3 intentos.

Mujeres de 37-38 años

Entre los 37 y 38 años son pocas las pacientes (20%) que optan por la inseminación artificial, y consiguen una probabilidad de embarazo del 15%. El motivo es que a estas edades es frecuente que la duración de la esterilidad previa sea mayor de 12 meses y que la reserva ovárica comience a estar disminuida, por la que la inseminación artificial no estaría indicada.

La fecundación in vitro, escogida por el 50% de las pacientes, permite obtener una probabilidad de embarazo por ciclo del 40%, y el 70-80% de las mujeres conseguirán embarazo tras 3 ciclos de FIV. 

En este grupo de edad, un 10% de las mujeres necesitan optar por la donación de óvulos, con la que conseguirán una probabilidad de embarazo del 65% por ciclo y del 95% al cabo de 2 intentos.

Mujeres de 39-40 años

A partir de los 38-39 años no se recomienda realizar inseminación artificial, salvo que el pronóstico de la misma sea bueno por circunstancias como, por ejemplo, haber tenido un embarazo espontáneo previo. El motivo es que la probabilidad de embarazo esperada por ciclo es menor del 10%. A pesar de esto, un 7% de nuestras pacientes de esta edad realizaron este tratamiento, consiguiendo una probabilidad de éxito del 13%.

Sin duda, el tratamiento más frecuente en este rango de edad es la fecundación in vitro. El 66% de las pacientes optan por la FIV, consiguiendo una probabilidad de embarazo del 30% por ciclo y del 60-70% al cabo de 3 intentos. Lamentablemente, algo a tener en cuenta a partir de los 39 años, es la probabilidad de aborto, que en este grupo de edad es del 30%.

A partir de los 39 años, la ovodonación va cobrando importancia y el 15% de las pacientes realizarán este tratamiento. Esto les permite conseguir tasas de éxito superiores al 65% por ciclo (95% en 2 ciclos), disminuyendo el riesgo de aborto a menos del 10%.

Mujeres de 41-42 años

La fecundación in vitro sigue siendo el tratamiento más demandado en mujeres de 41 y 42 años. El 60% de las pacientes optarán por él, aunque la probabilidad de embarazo con FIV baja al 22%. Tras 3 ciclos de FIV alrededor del 50% conseguirán embarazo, pero su riesgo de aborto es superior al 35%.

Un 25% de las pacientes de entre 41 y 42 años realizarán ovodonación; este tratamiento les permitirá obtener tasas de embarazo superiores al 65% por ciclo, como en el grupo anterior, y disminuir su riesgo de aborto.

Mujeres entre los 43 y los 45 años

No se recomienda realizar Fecundación in vitro por encima de los 43 años debido a la baja probabilidad de embarazo y el alto riesgo de aborto. Sin embargo, circunstancias personales pueden hacen que un buen grupo de pacientes de esta edad (hasta un 44%) desee intentarlo. A esta edad, la FIV dará una probabilidad de embarazo inferior al 15%, con un riesgo de aborto superior al 40%.

La ovodonación es el tratamiento recomendado a partir de los 43 años de la mujer. El 48% de las pacientes decidirán realizar este tratamiento, consiguiendo una probabilidad de embarazo por ciclo superior al 65% (95% en 2 ciclos) y un riesgo de aborto del 10-15%.

Mujeres mayores de 45 años

El 82% de las pacientes con edad superior a 45 años realizarán ovodonación, manteniendo intacta la probabilidad de embarazo en un 65% por ciclo, como en los otros grupos de edad. Otro tipo de tratamientos son anecdóticos en este grupo de edad, y la probabilidad de embarazo con ellos mínima. Es importante advertir sobre el necesario buen estado de salud previo al tratamiento de reproducción asistida a esta edad, debido al aumento de los riesgos asociados al embarazo, como la hipertensión, diabetes gestacional, prematuridad o muerte fetal.

Elegir FIV u ovodonación

Parece claro que, si únicamente analizamos la probabilidad de embarazo, el tratamiento a elegir en todos los casos sería la ovodonación. Sin embargo, esto no es así. Aunque, la probabilidad de embarazo en FIV baja de forma llamativa a partir de los 40 años, hasta los 42 más de la mitad de nuestras pacientes prefieren hacer FIV antes que ovodonación e, incluso en pacientes de entre 43 y 45 años, casi la mitad siguen eligiendo la fecundación in vitro como tratamiento de reproducción asistida. El motivo de todo esto es que no sólo importan los datos numéricos, la ovodonación implica una serie de aspectos desde el punto de vista emocional que no todos los pacientes están preparados a aceptar. La mayor parte de nuestros pacientes necesitan hacer al menos un intento de FIV con sus propios óvulos antes de dar ese paso.

Ante esta realidad, los profesionales que nos dedicamos a la reproducción asistida tenemos la obligación de informar con datos objetivos, pero también de respetar y de acompañar a nuestros pacientes, ofreciendo todos los medios a nuestro alcance y la mejor probabilidad de embarazo con el tratamiento escogido, sea cual sea la decisión que tomen.

Si quieres conocer más sobre tu probabilidad de embarazo según edad y tratamiento de reproducción asistida, en URH García del Real te ofrecemos una primera consulta gratuita y sin compromiso. En ella, aparte de comentar todos estos datos, podremos solucionar todas las dudas que necesites para decidir cuál es tu camino. Puedes pedir la cita a través de nuestra web o llamando al teléfono 917401690, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida