La ovodonación con semen de donante o la embriodonación pueden parecer tratamientos similares, ya que en ninguno se utilizan óvulos y espermatozoides propios, sin embargo, existen diferencias importantes entre ambos. Conocerlas es fundamental para que los pacientes puedan elegir cuál es el más apropiado para ellos.

¿Quiénes son los donantes?

En el tratamiento de ovodonación con semen de donante se utilizan óvulos de una donante y espermatozoides de un banco de semen seleccionados específicamente para la mujer o pareja que va a realizar el tratamiento.

Los embriones destinados a embriodonación provienen, sin embargo, de parejas que hicieron un ciclo de fecundación in vitro (FIV) en el pasado, consiguieron embarazo y quedando embriones de buena calidad, decidieron donarlos para otras parejas. Es posible que en esos tratamientos de FIV se utilizaran óvulos o semen de donante, pero no es una condición necesaria para poder donar los embriones. Sólo se podrán donar embriones que provengan de ciclos de FIV en los que la mujer tuviera como máximo 35 años y el varón 50, y los pacientes no padecieran enfermedades genéticas, hereditarias ni infecciosas conocidas.

¿Qué grado de similitud física existe entre donantes y receptores?

En los ciclos de ovodonación con semen de donante, se tienen en cuenta todas las características físicas de la mujer o la pareja a la hora de seleccionar los donantes, así como raza y grupo sanguíneo. En URH García del Real, también trabajamos con un archivo fotográfico que nos permite garantizar al máximo el parecido físico entre donantes y receptoras.

En los ciclos de embriodonación, no es posible establecer una similitud física tan afinada. Sin embargo, en URH García del Real siempre garantizamos la compatibilidad de raza, grupo sanguíneo y talla. También intentamos afinar al máximo en el resto de características físicas (aunque esto último no siempre es posible).

¿Qué pruebas genéticas se pueden hacer?

Cuando hacemos un tratamiento de ovodonación con semen de donante, los donantes tendrán resultados normales de su cariotipo (test de sus cromosomas) y enfermedades genéticas frecuentes en el arco mediterráneo. Además, se puede realizar un test de enfermedades genéticas recesivas para garantizar que los donantes no van a compartir ninguna de las mutaciones de enfermedades recesivas estudiadas. También sería posible la realización de un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) de los embriones.

En el tratamiento de embriodonación, no es frecuente tener los cariotipos, ni estudios genéticos de los pacientes donantes, salvo que los embriones procedan a su vez de donantes de óvulos o semen. La ausencia de enfermedades genéticas familiares se conoce a través de la historia clínica.

¿Cómo es la preparación del útero de la receptora?

Cuando hacemos un tratamiento de ovodonación con semen de donante, si utilizamos óvulos de la donante en fresco, es necesario sincronizar la preparación endometrial de la receptora con la estimulación de la donante. Para esto, es necesario dar un anticonceptivo que provoque una regla coincidente con la de la donante, y posteriormente dar un tratamiento hormonal sustitutivo (estradiol y progesterona), que prepare el endometrio para la implantación embrionaria.

En el caso del tratamiento de embriodonación, si la mujer tiene ciclos regulares, podemos hacer el tratamiento en un ciclo natural, es decir, haciendo ecografías para el seguimiento del crecimiento folicular, y provocando la ovulación (con un inyectable) en un día concreto, para programar la transferencia embrionaria en el día adecuado. Esta opción también sería posible en el tratamiento de ovodonación, pero utilizando óvulos de donante congelados.

¿Cuál es la probabilidad de embarazo?

La probabilidad de embarazo con ovodonación con semen de donante es del 64% en el primer intento, del 93% tras 2 intentos y alcanza el 96% tras tres ciclos de tratamiento. 

La probabilidad de embarazo con embriodonación es del 40% en cada intento. Al cabo de 4 intentos alrededor del 90% de las pacientes consiguen embarazo.

La exclusividad de los embriones

En un tratamiento de ovodonación con semen de donante se van a generar embriones que son “exclusivos” para esa pareja, es decir, no existirán más embriones que provengan de los mismos donantes. Sin embargo, en el tratamiento de embriodonación sabemos que existe, al menos un niño nacido procedente de los mismos donantes.

En caso de que la mujer o pareja quiera un segundo embarazo, podrá recurrir a utilizar los embriones que hubieran quedado congelados de su ciclo de ovodonación (si los hubiera). En los ciclos de embriodonación, cuando se plantea el segundo embarazo, es muy poco frecuente que queden embriones disponibles de los mismos donantes.

¿Cuál es el coste del tratamiento?

El tratamiento embriodonación tiene un coste inferior al de ovodonación porque todo el trabajo de estimulación de la donante y de laboratorio ya se hizo y sólo es necesario hacer la preparación endometrial y la descongelación y transferencia de los embriones.

Para conocer el detalle concreto sobre los costes de ambos tratamientos, y lo que incluyen, puedes consultar nuestra página sobre precios y financiación.

En URH García del Real, conocedores de lo importante que es tener toda la información disponible para que los pacientes puedan tomar sus decisiones, ofrecemos todas las alternativas posibles, barajando pros y contras de cada una. Una vez conocidos los detalles, la pareja o mujer sabrá cuál es la opción más adecuada en su caso. Si quieres consultar tu caso en concreto puedes pedir cita para una consulta gratuita o llamar al 917401690.

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida