El embarazo en la menopausia es posible gracias a técnicas de reproducción asistida como la ovodonación, embriodonación o la fecundación in vitro (FIV) con ovocitos vitrificados propios.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es el cese de la menstruación, que generalmente coincide con el fin del funcionamiento del ovario. Consideramos que una mujer es menopáusica cuando ha pasado un año desde su última regla sin que haya vuelto a sangrar.

Sin embargo, antes de que el ovario deje de funcionar por completo, existe un periodo en el que funciona de forma irregular, a esta etapa la llamamos climaterio (o perimenopausia).

Por norma general, la menopausia se produce entre los 45-55 años. Si ocurre antes de los 45 hablaremos de menopausia precoz.

¿Es posible el embarazo hasta la menopausia?

Muchas mujeres piensan que el embarazo espontáneo es posible hasta la menopausia ya que, mientras haya reglas, habrá óvulos. Pero esta afirmación requiere muchas puntualizaciones.

Aunque la mujer tenga reglas (y por tanto, función ovárica), es posible que no ovule todos los meses. Y si no hay ovulación, no puede haber embarazo. Los ciclos anovulatorios son más frecuentes conforme nos acercamos a la menopausia.

Por otra parte, la calidad de los óvulos va empeorando progresivamente con la edad. Éstos se vuelven más frágiles y se producen errores en su material genético que, en la mayor parte de los casos, hacen que los embriones que puedan generarse sean incompatibles con la vida.

Para tener una idea de la posibilidad de conseguir embarazo espontáneo poco antes de la menopausia, podemos fijarnos en el dato de que la probabilidad mensual de embarazo a los 45 años es del 3%.

¿Qué tratamientos hacen posible el embarazo en la menopausia?

El embarazo en la menopausia es posible gracias a técnicas de reproducción asistida como la ovodonación, la embriodonación o la fecundación in vitro con ovocitos vitrificados propios.

La ovodonación es un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) en el que se ponen en contacto óvulos de una donante anónima con espermatozoides de la pareja (o de un donante si no hay pareja masculina). De esta forma, se obtendrán embriones que se transferirán al útero de la mujer receptora. La probabilidad de embarazo con ovodonación es altísima, más del 90% tras dos tratamientos, y no cambia porque la paciente se encuentre ya en la menopausia.

La embriodonación es otro tratamiento que hace posible el embarazo en la menopausia, ya que se transfieren al útero embriones congelados y donados de forma anónima por otras parejas que, tras la realización de un ciclo de FIV, consiguieron embarazo. La probabilidad de embarazo con embriodonación es del 40-45% en cada transferencia y alcanza el 90% al cabo de 3 ó 4 intentos.

En la fecundación in vitro con ovocitos vitrificados propios, hacemos un tratamiento de FIV utilizando óvulos que la propia paciente congeló antes de la menopausia. Para ello, es preciso que realizara previamente un tratamiento de congelación de óvulos. La tasa de embarazo de FIV con óvulos congelados es superior al 60%, pero depende mucho de la edad que tenía la mujer en el momento de la congelación. Los mejores resultados se obtienen con óvulos congelados antes de los 35 años.

¿Cómo se prepara el útero para el embarazo en la menopausia?

En la menopausia el ovario ya no produce las hormonas que permiten crecimiento endometrial mensual. Esto hace necesario plantear un tratamiento hormonal sustitutivo, es decir, administramos estradiol y progesterona de forma externa (generalmente en forma de parches y óvulos vaginales). De esta forma, conseguimos una buena preparación del endometrio prácticamente en el 100% de las pacientes con menopausia.

¿El embarazo en la menopausia tiene riesgos?

En general, los riesgos durante el embarazo en la mujer con menopausia son mayores, pero no por la menopausia propiamente dicha, sino por la edad de la mujer.

Conforme la edad de la mujer avanza, aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo y de patología en el feto y el recién nacido. Las más frecuentes son la preeclampsia (hipertensión en el embarazo), diabetes gestacional, prematuridad y bajo peso al nacer, aunque también es mayor la mortalidad perinatal. Esto es así porque el cuerpo de la mujer no está preparado para gestar eternamente, aunque la medicina a día de hoy nos lo permita. De hecho, las Sociedades Científicas, no recomiendan hacer tratamientos de reproducción asistida por encima de los 50 años.

En URH García del Real estamos absolutamente convencidos de que nuestro objetivo es tener una madre y un niño sano. Por eso, antes de plantear un embarazo en la menopausia, realizamos un estudio exhaustivo en la mujer que nos permita identificar posibles problemas que contraindicarían el embarazo.

Si tienes más dudas sobre el embarazo en la menopausia, en URH García del Real estaremos encantados de poder ayudarte a resolverlos. Nuestra primera consulta es gratis y en ella, podremos hacer una valoración de tu caso concreto y hablar del tratamiento más adecuado para ti. Puedes pedir cita a través de nuestra web o llamando al teléfono 917401690. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida