Hacer un tratamiento de donación de embriones, óvulos o espermatozoides, requiere plantearse si contar a los hijos, o no, de donde provienen. Esta cuestión es una de las principales dudas que surge en los pacientes que se plantean un embarazo a través de estas técnicas. Hay pacientes que deciden no contarlo nunca y otras deciden hacerlo desde el inicio. Cada pareja o mujer elige cuál es su opción, pero es muy importante haber sopesado los pros y contras de ambas. Si eres de los que quiere contar a sus hijos nacidos a partir de donación de dónde provienen, en este post te damos algunos consejos sobre cómo hacerlo:

  • Contarlo es un proceso, no un evento de una o dos veces. Empieza a sentar las bases y ve añadiendo detalles a medida que tu hijo vaya creciendo.
  • No cuentes más de lo necesario. Puedes caer en la tentación de contarlo todo de golpe para no tener que volver a hablar del tema. Pero es mejor hacerlo poco a poco.
  • No esperes. Es mejor contarlo cuando el niño es pequeño (menos de 8 años) y no se plantea los detalles, ni generalmente, preguntas difíciles. Además, existen más herramientas para contarlo a los niños más pequeños, por ejemplo, los cuentos.
  • Nunca es demasiado tarde. Aunque no hayas podido contárselo todavía, y tu hijo ya comienza con la adolescencia, siempre estás a tiempo de explicárselo y también existen herramientas para los adolescentes.
  • Hay algunos ingredientes comunes y básicos para contar esta historia, por ejemplo: “…te deseábamos mucho, teníamos problemas para quedarnos embarazados, buscamos ayuda de diferentes maneras, y cuando por fin, llegaste para quedarte, sentimos una felicidad increíble que disfrutamos cada día a tu lado…”.
  • El lenguaje importa. Es importante usar la palabra “donante” para referirse a las personas que donaron sus óvulos/espermatozoides o embriones, y diferenciarlo de “madre/padre” que se refiere a ti, que crías a tu hijo.
  • Deja siempre la puerta abierta a todas las preguntas que se plantee tu hijo. Después de la conversación, asegúrate que tu hijo entiende que puede preguntarte todas las dudas que se le planteen, en cualquier momento. Que las responderás encantado, y que, de hecho, es muy normal que le surjan muchas dudas.
  • Es la historia del niño. Aunque a ti no te apetezca que lo sepa todo el mundo y preferirías que se hablara poco, y únicamente en el ámbito familiar, hay una línea muy fina entre la privacidad y el secretismo. Y todo secreto, está rodeado de la percepción de que hay algo malo o vergonzoso en el hecho que se oculta. Y en este caso, no es así. Tu hijo debe decidir a quién quiere contarlo, y hay que respetarlo.
  • Toda la información pertenece a tu hijo. Quizá no de inmediato, pero toda la información que tengas, debes dársela (en función de su edad), incluso si se trata de datos para la identificación del donante (en países donde la donación no sea anónima).
  • No te sientas dolido si el niño habla de que le gustaría conocer al donante. No suele ser con la intención de reemplazarte, simplemente, son curiosos. En España las donaciones son anónimas, así que deberás explicarle que es bastante improbable que se puedan conocer. En los países en los que las donaciones no son anónimas, tendrás que explicarle a tu hijo, que podrá conocer a su donante cuando llegue el momento en que todos los implicados estén preparados.

 

Conscientes de lo importante que es para los padres que tienen hijos por donación de embriones, óvulos o espermatozoides, saber cómo contarles de dónde provienen, en URH García del Real, ofrecemos una consulta psicológica para todas las parejas antes de iniciar el tratamiento. Nuestras psicólogas ayudan a resolver estas y otras dudas, y posibles conflictos que puedan surgir relacionados con el tratamiento, además de ofrecer acompañamiento durante todo el proceso.

Si estás interesado en un tratamiento de donación de embriones, óvulos o espermatozoides, no dudes en contactar con nosotros. Te ofrecemos una primera consulta gratis y sin compromiso. Pide tu cita a través de nuestra web o llamando al teléfono 917401690. ¡Te esperamos!

Dra. Isabel Pons Mallol – Jefa del Laboratorio de Fecundación in Vitro y Andrología