Para saber si eres fértil puedes plantearte algunas preguntas que tú misma sabrás responder según las características de tu menstruación. Por supuesto hay múltiples factores que influirán sobre tu fertilidad y la de tu pareja, pero la menstruación te ayudará, de forma sencilla, a saber si debes consultar pronto a un especialista en reproducción asistida, cuando te plantees conseguir un embarazo.

La menstruación refleja la función ovárica y uterina. Esto hace que características de la menstruación, como su frecuencia, su duración, o si produce dolor, puedan ayudarte a sospechar si tu ovulación es correcta, si la reserva de ovocitos es normal, si estás en un periodo de premenopausia, o si es posible que tengas miomas, pólipos o endometriosis. En definitiva, te ayudará a saber si tu fertilidad puede estar disminuida o no.

Saber si eres fértil según la regularidad de la menstruación

Lo primero que te debes plantear es si tus reglas menstruales son regulares. Un patrón regular de ciclos menstruales indica habitualmente que los ovarios están funcionando correctamente, es decir, que la mujer ovula. Si tus reglas son regulares, 26 a 30 días, es bastante probable que ovules.

Por el contrario, si tu menstruación es irregular, tardando a veces hasta 2 ó 3 meses en llegar, es probable que no estés ovulando correctamente. Esto sucede en patologías como el ovario poliquístico o la hiperprolactinemia. Ambas alteraciones pueden ser tratadas de forma sencilla cuando te plantees embarazo.

Periodos menstruales cortos o largos y menstruaciones ligeras o abundantes

Si observas que tus periodos menstruales son cortos, menos de 26 días, y las menstruaciones ligeras, especialmente si antes no eran así, puede ser que estés en el inicio de la premenopausia.  Esto es frecuente a partir de los 35 años, ya que el periodo de premenopausia puede ser de hasta 10 años, y la edad normal de menopausia es de 45 a 55 años. Hay estudios que han evidenciado que durante este tiempo de premenopausia no hay ovulación hasta en un 44% de los ciclos, por lo que se reduce la posibilidad de conseguir embarazo espontáneo.

Si tus ciclos menstruales se han hechos más largos (más de 36 días), cuando antes eran normales, es posible que estés cerca del final de la premenopausia, donde hasta dos tercios de los ciclos son anovulatorios, es decir, hay sangrado pero no ovulación (estudio realizado por el Dr. Bradley J. Van Voorhis, en la Universidad de Iowa en 2008 sobre 800 mujeres a lo largo de 3 años; Obstetrics and Gynecology 2008;112:101-108). En este caso, es importante que acudas pronto a tu ginecólogo para que haga un estudio de fertilidad y te oriente sobre las posibilidades de embarazo con o sin tratamiento de reproducción asistida.

Por otro lado, el sangrado abundante en la menstruación se asocia a un aumento de peso u obesidad o a la presencia de pólipos o miomas uterinos, también muy frecuentes. Ambas situaciones pueden reducir la fertilidad de la mujer.

El dolor en la menstruación y la fertilidad

El dolor intenso en la menstruación es frecuente, pero no normal. Las reglas dolorosas pueden asociarse a la presencia de endometriosis, y ésta a su vez, a una disminución de la fertilidad. La endometriosis es una patología benigna, presente en alrededor del 20% de las mujeres en edad fértil. Consiste en la presencia de endometrio (mucosa uterina) fuera del útero, generalmente sobre los ovarios, trompas, u otras zonas de la cavidad abdominal. Este endometrio responde todos los meses a las hormonas ováricas, y en el momento de la menstruación, sangra, produciendo irritación del peritoneo (que es la membrana que recubre el interior de la cavidad abdominal) y dolor.

La presencia de endometriosis se vincula en ocasiones a mal funcionamiento u obstrucción de las trompas de Falopio, a una mala calidad ovocitaria y embrionaria, y un aumento del riesgo de aborto. En definitiva, la endometriosis se relaciona a una disminución de la fertilidad de la mujer, por lo que es importante acudir pronto al ginecólogo si las reglas son muy dolorosas.

En URH García del Real recomendamos que cuando la mujer, junto con su pareja, decida buscar embarazo, acuda a su ginecólogo para que le dé consejos preconcepcionales y realice las pruebas y análisis que crea adecuados. Sin embargo, no hay que desdeñar que la simple observación de parámetros clínicos como la menstruación pueden ayudar a saber si eres fértil y hacer sospechar posibles alteraciones vinculadas a la esterilidad.  Si quieres saber algo más sobre tu fertilidad, puedes pedir cita para una consulta gratuita o llamar al 91 740 16 90.   

Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta – Directora de URH García del Real