La embriodonación es la transferencia de embriones donados a una mujer receptora. Estos embriones donados están congelados, y proceden de parejas que ya han conseguido embarazo mediante Fecundación in Vitro y no desean utilizar sus embriones congelados para futuros embarazos. La transferencia de embriones donados es un tratamiento sencillo, con el que se obtienen buenos resultados en cuanto a tasas de embarazo.

¿En qué consiste el tratamiento de embriodonación?

El tratamiento consiste en preparar el útero de la paciente para que sea lo más receptivo posible. La preparación del endometrio (mucosa interna del útero) en la mujer receptora se puede hacer de dos formas:
La primera consiste en aprovechar el ciclo normal de ovulación de la mujer. Se hacen controles ecográficos a partir del 8-10º día de ciclo hasta el momento en que se va a producir la ovulación. No suelen ser necesarios más de 2 ó 3 controles. El momento de hacer la transferencia viene determinado por el día en que se produce la ovulación.  En URH García del Real realizamos la transferencia de los embriones donados en fase de blastocisto  es decir, 5 días después de la ovulación. Tras la transferencia, la paciente continúa con un tratamiento hormonal (comprimidos vaginales de progesterona) y se realiza una prueba de embarazo al cabo de 10 días.
La segunda opción de tratamiento para la embriodonación es un ciclo hormonal sustitutivo que consiste en aportar de forma externa (mediante parches o pastillas) las hormonas que normalmente produce el ovario. Generalmente con una única ecografía y análisis de sangre podemos valorar si el útero está preparado y fijar una fecha para la transferencia de los embriones donados. En este tipo de preparación, la fecha de la transferencia se puede ajustar en función de las necesidades de la paciente.

¿Cómo se escogen los embriones que se van a transferir en la embriodonación?

Para calificar unos embriones como “donables” el equipo médico valorará la salud física de los progenitores a fin de evitar en lo posible la transmisión de enfermedades. Así mismo, la edad de la mujer donante en el momento de la vitrificación de los embriones, debe ser menor de 36 años. Además tenemos en cuenta todas las características físicas de la pareja, o de la mujer receptora en caso de que no tenga pareja (raza, grupo sanguíneo, estatura, color de pelo y ojos…), primando la raza, grupo sanguíneo y estatura. Es difícil ajustar el resto de los rasgos dado que los embriones ya existen, es decir, no los vamos a generar con donantes escogidos de forma personalizada, como se realiza en un proceso de ovodonación o de inseminación con semen de donante.

¿Qué probabilidad de embarazo hay con la embriodonación? ¿Influye que los embriones estén congelados?

La tasa de embarazo en el tratamiento de transferencia de embriones donados está en torno al 40%. Hay que tener en cuenta que son embriones de muy buen pronóstico, pues proceden de mujeres jóvenes y parejas que ya han conseguido embarazo. Esto quiere decir que su éxito es mayor al de una criotransferencia normal. La mayoría de los embriones aguantan bien la descongelación (el 90%) y su probabilidad de implantación es parecida a la conseguida con embriones en fresco.

¿Cuantos embriones se transfieren? A mi me gustaría poner 2.

El número de embriones donados a transferir no siempre depende de nuestra voluntad. Aunque queramos poner 2 embriones, es posible que al descongelar alguno se pierda, y si sólo queda un embrión este se debe transferir en solitario, pues no podemos mezclar en una sola transferencia embriones donados de parejas distintas. En cualquier caso, la probabilidad de embarazo transfiriendo 1 o 2 embriones es muy parecida  en nuestro centro. Al transferir 2 embriones sólo aumentamos el riesgo de embarazo múltiple.

¿Qué estudios hay que hacer antes de empezar un proceso de transferencia de embriones donados?

Los estudios son bastante sencillos. En el caso de la mujer además de tener una revisión ginecológica reciente, necesitamos un análisis de sangre, una ecografía y un cultivo vaginal y endocervical. En el caso del varón simplemente es necesario un análisis de sangre.

Si estás interesado en este o en cualquier otro tratamiento, ¡no dudes en contactar! 91 740 16 90

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida