Mi nombre es David, nací el día 23 de febrero de 2015, y desde el momento en que salí de la barriguita de mamá, mis papis no han parado de sonreír. Mama me ha contado que hace muchos meses decidieron ir a visitaros, porque deseaban con toda su alma que yo viniera a este mundo, y tras muchos intentos, parece que no lo conseguían. Dice mama que desde el primer día, una doctora muy amable (con un nombre muy raro-Dra. Fernandez Shaw), les dio muchos cariñitos, explicándoles muy bien qué podían hacer, y cuales eran sus opciones. Tuvieron muchas consultas, pruebas y citas con el personal de la clínica, y finalmente se decidieron por un procedimiento muy raro (creo que se llama FIV), para ver si conseguían su sueño.Hubo días mejores, y días en los el ánimo les flaqueo un poquito, pero no desistieron. Después de tres intentos, y ayudados por la doctora y todo su equipo, papa y mama decidieron dar un pasito más, y se inclinaron por la donación de óvulos (otra cosa muy rara). Desde el primer momento, tuvieron claro que lo importante era compartir todo su amor conmigo, así que…siguieron adelante, y 9 meses después…nací yo. Mis papás están muy contentos, y no paran de decir que soy…como un pequeño milagro, y sabéis? Los señores de Garcia del Real lo hicieron posible. Animo a todos los papas que tengan tanto amor como ellos por compartir, a que hagan lo mismo que hicieron ellos. Hoy…en casa somos tres a sonreír!

Mar (Junio 2015)