Yo tenia 33 años y SOP, y mi marido 31 y fragmentación espermática alta. En 2010 nació mi hijo mayor, Jose, de manera natural y sin haberlo buscado, por eso pensamos que sería fácil que volviera a quedarme embarazada. Tras los primeros dos años de búsqueda decidimos ir al ginecólogo. Diagnostico, ovario poliquístico. No era algo que impidiese un embarazo así que seguimos intentándolo por medios naturales. Yo ya desesperaba y cuando cumplían los 4 años del nacimiento de mi hijo mayor nos plantamos en URH García del Real. Lo elegimos por el precio, pero también porque tanto por teléfono como en persona nos atendieron muy bien. Hablando con la doctora Sylvia Fernández-Shaw nos dio varias opciones de tratamiento, pero yo viendo las tasas de éxito que tenían le pedí directamente ir a fecundación in vitro. Empezamos las pruebas en enero y en marzo ya estaba embarazada!! Es un chico y se llama Angel. No tuvimos ningún problema, aunque el método se hizo largo por los continuos análisis, ecografías, etc..  y por los pinchazos, que no duelen pero son desagradables. Acertamos a la primera. Mereció la pena.

Sara (Marzo 2015)