Normalmente los primeros síntomas de embarazo con inseminación artificial surgen tres semanas después de realizarla, pero es posible que algunas mujeres empiecen a sentir algún síntoma alrededor del sexto día tras la inseminación, ya que, es a partir de este día cuando puede producirse la implantación del embrión en el útero.

Es importante destacar que los signos y síntomas de embarazo con inseminación artificial pueden ser distintos de una mujer a otra, e incluso pueden ser diferentes entre los distintos embarazos de una misma mujer. Los signos de gestación también pueden variar en su intensidad, frecuencia y duración.

También hay que tener en mente que los síntomas de embarazo con inseminación artificial pueden ser similares a los que se sienten antes de una menstruación. Es difícil no emocionarse al percibir algún síntoma, pero hay que tener cautela, ya que, el tratamiento hormonal, que se da para la estimulación de los ovarios y preparación del endometrio, puede provocar síntomas de embarazo, lo haya o no.

El primer síntoma de embarazo con la inseminación artificial puede ser la aparición de un pequeño sangrado vaginal, que puede producirse alrededor del sexto día tras la inseminación, y ser provocado por la implantación del embrión en el útero.

En las primeras semanas y como resultados de alteraciones hormonales, pueden aumentar los senos o sentir dolor en las mamas, también se puede sentir dolor abdominal que puede confundirse con la menstruación, ya que el dolor es muy parecido a los dolores premenstruales.

A partir de la cuarta o quinta semana tras la inseminación pueden aparecer náuseas y vómitos que suelen desaparecer en el segundo trimestre del embarazo.

Por otra parte, el aumento de la progesterona hace que los órganos y tejidos queden más sueltos o relajados, este hecho puede conllevar al estreñimiento ya que los intestinos tienen menos capacidad para contraerse. También, debido fundamentalmente a la progesterona, que actúa directamente en el sistema nervioso central y en los sistemas respiratorios y cardiovascular, puede aparecer cansancio y sueño.

Otros síntomas más tardíos son las ganas frecuentes de orinar, las preferencias alimenticias, alteraciones en el paladar y el olfato, aversión a olores fuertes, eliminación frecuente de gases, vértigos, variaciones del humor, dolores de cabeza, dolor lumbar, acné e intensificación del flujo vaginal entre otros.

Los signos y síntomas del embarazo descritos anteriormente sugieren la existencia de una gestación en curso, pero de modo alguno sirven para confirmarla o descartarla. Algunas mujeres presentan solamente uno o dos síntomas al inicio del embarazo, mientras otras pueden presentar casi todos los síntomas descritos anteriormente. Por lo tanto, el diagnóstico definitivo debe ser obtenido a través del análisis de la hormona BhCG en orina o en sangre.

En URH García del Real, cuidamos todos los detalles: desde el diagnóstico, medicación, día de la inseminación, preparación de la muestra, prueba de embarazo, hasta el alta de la paciente. Además existe un teléfono 24h para resolver todas tus dudas durante el tratamiento. Con ello, conseguimos que os sintáis más arropadas además de obtener una tasa de éxito superior a la media española.

 

Dra. Rosa Cercas Duque – Embrióloga Laboratorio Fecundación In Vitro y Andrología