Efectivamente María, haces bien en preguntar. Sería recomendable haceros pruebas de fertilidad.
La esterilidad afecta a un 10-15 % de parejas por diferentes causas. Se estima que 12 meses es lo que tardarían la mayoría de las parejas fértiles en conseguir un embarazo. La probabilidad de embarazo en el primer mes es de un 20%, de un 50% a los 6 meses y de un 85-90% en el primer año, por lo que si no hemos conseguido embarazo en el primer año, se recomienda iniciar un estudio de fertilidad con pruebas de fertilidad específicas.

Entonces, las pruebas de fertilidad nos dirán si somos estériles?

Hay que hacer las pruebas de fertilidad, pero a pesar de ello a veces, aún haciéndose las pruebas de fertilidad, no se encuentra la causa y es lo que denominamos esterilidad de origen desconocido.

¿Y en que consisten las pruebas de fertilidad?

Las pruebas de fertilidad iniciales consisten en realizar una historia clínica muy detallada a la pareja, con antecedentes familiares, personales y reproductivos de interés, repasando hábitos de vida que puedan afectar a la fertilidad como el tabaco, el sobrepeso, el consumo de alcohol… Como pruebas complementarias, a la mujer se le solicita unas hormonas y una ecografía transvaginal entre el 3º y 5º día del ciclo, unas serologías, una revisión ginecológica completa con citología y cultivos endocervicales y vaginales y al varón un seminograma, unas serologías y un exudado uretral. Según los resultados y edad de la mujer, el siguiente paso sería realizarse una histerosalpingografía  para ver la permeabilidad de las trompas y llegado el momento saber a que técnica de reproducción debemos recurrir: inseminación, Fecundación In Vitro…
El estudio se realiza de forma escalonada, por lo que según vayamos teniendo resultados de las pruebas de fertilidad es probable que vayamos realizando estudios más exhaustivos para llegar a un diagnóstico.

Y si todas las pruebas de fertilidad están bien, ¿tenemos que hacernos algún tratamiento ya?

Todo depende fundamentalmente de vuestra edad, en especial de la de la mujer.
La probabilidad de que en un segundo año se produzca la gestación es baja, por eso es que pasado el primer año aconsejaríamos realizar alguna técnica de reproducción asistida, aunque las pruebas de fertilidad hayan salido bien.

De todas maneras, cada pareja es diferente y el consejo es que acudáis a vuestro ginecólogo especialista en reproducción para que trate vuestro caso de forma individual y personalizada.