Mejorar la calidad del esperma conlleva tiempo y no siempre es fácil ni posible. Es cierto que llevar una vida mas sana, cambiar malos hábitos de vida como una alimentación rica en grasas o el sedentarismo puede ayudar a mejorar la calidad del esperma.

Cerca de un tercio de los problemas de fertilidad pueden atribuirse a los hombres, así que comer de manera saludable y realizar una actividad física frecuente mejorará tus posibilidades de concebir un niño. 

¿Qué alimentos pueden mejorar la calidad del esperma?

La alimentación debe ser equilibrada, variada y nutritiva. Para mejorar la calidad del esperma tu dieta debe ser rica en frutas, vegetales y granos enteros como el trigo, el maíz, el centeno, la avena, el arroz o la cebada.
Está demostrado que ingerir abundantes alimentos ricos en vitamina C, como la naranja y los arándanos, y otros antioxidantes como la vitamina E de las nueces, las almendras, el germen de trigo y el aceite de oliva, contribuyen a evitar defectos en el ADN de los espermatozoides.
La vitamina A interviene en la formación de esteroides andrógenos, fundamentales para la creación de células sexuales, y por tanto favorece la calidad y fertilidad del semen. Alimento ricos en vitamina A que más favorecen a la mejora del esperma son los lácteos, las zanahorias, la calabaza y las espinacas.
También se ha visto que la falta de zinc puede disminuir el volumen del semen y contribuir a la infertilidad.
Por otro lado, hay estudios que sugieren que los hombres con un nivel bajo de ácido fólico tienen una concentración menor de espermatozoides.
Alimentos como la carne de pollo o las ostras son una fuente importante de ácido fólico y zinc.

Además de cambiar la alimentación ¿hay algún complemento alimenticio que pueda ayudarme?

Hay multitud de complementos alimenticios diseñados para la mejora de la calidad del esperma. En URH García del Real recomendamos el Seidiferty. Son unas pastillas ricas en ácidos grasos omega 3, coenzima Q10, zinc y selenio, que puede ayudar a mejorar la morfología, concentración y movilidad de los espermatozoides en hombre infértiles. Disminuye el estrés oxidativo, mantiene la integridad de la membrana celular y reduce la Fragmentación de ADN  de los espermatozoides y en consecuencia mejora la calidad del esperma.

Cualquier mejora introducida en el estilo de vida, la alimentación, el ejercicio físico o la ingesta de antioxidantes tendrá un impacto inmediato en la calidad del esperma, pero es posible que no se detecte en el seminograma o espermiograma  hasta pasados 3 meses. Ese es el tiempo que tardan los espermatozoides en salir desde el testículo hasta el eyaculado, y por lo tanto el tiempo que puede tardar en renovarse la totalidad de los espermatozoides presentes en el eyaculado.

 

Dra. Rosa Cercas Duque – Embrióloga Laboratorio Fecundación In Vitro y Andrología.