Tengo 39 años. He realizado un estudio de fertilidad y mi ginecólogo me ha dicho que mis hormonas están bien. La histerosalpingografía es normal y en la última ecografía tenía 10 folículos antrales. Hace 10 años me operaron de un quiste de endometriosis.
Querría saber si me recomendarían apostar por la inseminación artificial o fecundación in vitro.

Si bien todos los datos de tu historia clínica son correctos (recuento de folículos antrales y determinaciones hormonales dentro de parámetros normales) y al ser una mujer sin pareja masculina no tienes historia de esterilidad, la edad en sí que es un factor que disminuye la probabilidad de éxito de cualquier tratamiento de reproducción asistida. La mujer nace con una reserva de óvulos determinada que va disminuyendo progresivamente con la edad; y conforme la reserva de óvulos disminuye, la calidad de los mismos empeora. A partir de los 40 años las cosas cambian de manera importante y, por este motivo, la edad en sí misma se considera un factor de esterilidad.

En una mujer sin pareja que nunca ha intentado embarazo, la norma general si su reserva ovárica es normal (como en tu caso) es recomendar algún intento de inseminación artificial con semen de donante (IAD), asumiendo una probabilidad de éxito no superior al 15-20%. La alternativa es la fecundación in vitro con semen de donante (FIV-IAD) con la que tendremos una probabilidad de éxito del 35-40%. Son dos tratamientos distintos con probabilidad de embarazo diferentes y debes ser tú, una vez que tengas toda la información objetiva, la que elija cuál es el más apropiado para ti.

Un cordial saludo,

Dra. Laura Blasco Gastón – Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida