La edad del varón afecta a su fertilidad y a su función sexual, sin embargo, cada vez con más frecuencia, los varones son padres a mayor edad. Desde 1980, en Estados Unidos, los padres de 35-39 años han aumentado en un 61%, de 40-44 en un 63% y de 45 a 49 años en un 52%.

En febrero de 2017 la revista especializada en Reproducción “Fertility & Sterility” ha publicado una revisión de Eisenberg et al. sobre el efecto de la edad del varón en la fertilidad y función sexual.

Múltiples estudios relacionan el aumento de la edad con una disminución en la calidad del semen. Un reciente meta análisis de Johnson et al en 2015 revisó 90 estudios con un total de 93.839 sujetos, y concluyeron que el aumento de la edad disminuye el volumen seminal, el contaje total de espermatozoides, la movilidad total y la progresiva, y empeora la morfología de los espermatozoides. Además, la fragmentación del ADN de los espermatozoides aumenta, lo que reflejaría una peor calidad genética. Encontraron estos resultados tanto cuando estudiaron varones infértiles como donantes o voluntarios. Las causas de este deterioro en la calidad seminal son todavía desconocidas, pero sugieren que la exposición a tóxicos ambientales, infecciones, alteraciones en las glándulas sexuales accesorias, disminución de hormonas sexuales y la acumulación de daños en el ADN  espermáticos, pueden ser la causa de ello.

Efecto de la edad del varón en embarazos espontáneos

Diversos estudios coinciden en que cuanto mayor es el varón, más tiempo para concebir necesita. Algunos estudios lo asocian también a la edad materna. Un estudio a 6188 parejas concluyó que, cuando la mujer tiene menos de 35 años y el varón tiene más de 39, la edad paterna no influye en el tiempo que se tarde en concebir. En cambio, si la mujer tiene 35 o más años, el riesgo de tardar más en concebir aumenta considerablemente.

Otros estudios encuentran que el tiempo en concebir se multiplica por 5 si el varón tiene más de 45 años, independientemente de la edad de su pareja.

Efecto de la edad del varón en tratamientos de fertilidad

El efecto de la edad paterna en tratamientos de fertilidad se estudia en ciclos de fecundación in vitro con donación de óvulos. De esta manera, se elimina el efecto de la edad de su pareja femenina, que en muchas ocasiones es también de una edad avanzada desde el punto de vista reproductivo.

Paulson et al examinaron 441 ciclos de ovodonación pero no observaron efectos de la edad paterna en la tasa de fecundación, ni la tasa de niño nacido. Frattarelli et al estudiaron 1023 ciclos ovodonación con varones de más de 50 años, y aunque tampoco vieron menores tasas de fecundación, sí observaron menores tasas de formación de blastocistos y una menor tasa de niño en casa. De la Rochebrochard et al, estudió 1938 ciclos de pacientes cuyo único factor de esterilidad era la obstrucción de trompas de Falopio y observó que la probabilidad de embarazo era 1.7 veces menor en varones con más de 39 años.

Efecto de la edad del varón en la función sexual

La disfunción eréctil afecta al 10% de los varones de más de 40 años y al 80% por encima de los 70 años. Con la edad, la frecuencia coital disminuye y la función eréctil empeora. Sin embargo, se ha observado que los varones que mantienen una mayor frecuencia coital, consiguen mejores erecciones. También los varones que hacen deporte tienen una frecuencia de disfunciones eréctiles diez veces menor que los que no lo practican.

El suelo pélvico en varones también puede verse afectado por la edad. Un estudio ha demostrado que la práctica de ejercicios para el suelo pélvico, normalizó la función eréctil en el 40% de los pacientes y mejoró en el 35%.

En resumen, la literatura demuestra que a medida que aumenta la edad del varón, la producción de espermatozoides se ve alterada (volumen, movilidad y morfología) y disminuye la fertilidad masculina, tanto en tratamientos de fertilidad como en embarazos espontáneos. Además, es importante mejorar la función sexual de los varones añosos, para mejorar su capacidad reproductiva.

Dra. Isabel Pons Mallol – Jefa del Laboratorio de Fecundación in Vitro y Andrología