Con el objetivo de dar seguridad a pacientes y empleados, evitar el contagio del coronavirus y en línea con las recomendaciones de las sociedades científicas españolas y europeas, URH García del Real ha establecido unas pautas para las consultas y tratamientos de reproducción asistida.

  • Se realizarán todas las consultas posibles por videoconferencia (Skype o WhatsApp). Tanto primeras consultas, como de resultados.
  • No debe acudir a la consulta si en los últimos 14 días ha tenido fiebre, tos o síntomas respiratorios, o si ha estado en contacto con alguien con diagnóstico o sospecha de COVID-19. Llame a la clínica para informar a su médico y buscaremos una fecha alternativa para el tratamiento.

 

En la consulta:

  • Acudir con mascarilla.
  • Siempre que pueda, acudir preferiblemente sin acompañante.
  • Deberá lavarse las manos con solución hidro-alcohólica a la entrada y salida del centro.
  • Mantener la distancia de seguridad de 1,5 m dentro de la consulta.
  • Ser puntual (no debe llegar ni con demasiada antelación, ni tarde).
  • No alargar más tiempo del designado a su cita, evitando que coincidan en la sala de espera las menos personas posibles.
  • Los pagos se harán preferiblemente con tarjeta de crédito o transferencia bancaria (no en metálico).

 

Pruebas previas al tratamiento:

  • Serología a ambos miembros de la pareja. Nos dirá si tienen anticuerpos y han pasado, o no, la enfermedad.
  • PCR para coronavirus (muestra nasal y faríngea). Es necesario hacerla, sólo a la mujer, antes de una punción folicular, transferencia embrionaria e inseminación artificial.

Excepciones al tratamiento:

No se podrá ofrecer tratamientos, de momento, a pacientes consideradas de riesgo de presentar complicaciones durante el embarazo, en caso de infección por el coronavirus. Son aquellas pacientes con diabetes, hipertensión arterial, usando terapia inmunosupresora, trasplantadas o con enfermedad crónica renal, pulmonar o hepática.

Coronavirus y embarazo:

De acuerdo con las publicaciones científicas realizadas hasta la fecha, la Sociedad Española de Fertilidad menciona en su documento del 20 de abril del 2020 que “No se ha demostrado que las mujeres embarazadas presenten una incidencia mayor de COVID-19, ni una mayor morbilidad que mujeres no embarazadas de su misma edad. Del mismo modo no se ha demostrado la transmisión vertical entre madre e hijo, aunque tampoco se puede descartar en un 100%. Hay algunos casos aislados en estudio por posible transmisión periparto. Todo lo anterior ha llevado a que ninguna Sociedad científica ni gobierno desaconseje la gestación por vía natural.”

 

Agradecemos a todos nuestros pacientes el seguimiento de las recomendaciones mencionadas, para realizar los tratamientos de fertilidad con la máxima seguridad posible; y una vez seguros, podamos concentrarnos en conseguir su objetivo final, el embarazo.